Propiedad Intelectual

La piratería musical genera un negocio de 4.300 millones

El comercio organizado de productos piratas de música superó el año pasado la cifra de 1.800 millones de unidades a escala mundial, lo que supone un volumen de negocio que ronda los 4.300 millones de euros, según el informe publicado por la industria discográfica internacional y distribuido en España por Afyve (Asociación Videográfica y Fonográfica Española).

Según estas cifras, dos de cada cinco grabaciones que se venden en el mundo son piratas, lo que supone el doble de lo que había hace tres años. La industria asegura que las pérdidas reales para ellos son superiores al valor del precio pirata de los productos, es decir, más de los citados 4.300 millones.

El informe de IFPI, institución que representa a 1.500 compañías discográficas de 70 países, señala que la mayor parte (unos 1.100 millones) de las 1.800 unidades ilegales corresponden a los discos, lo que significa un aumento del 14% sobre 2001. El mercado pirata de casetes, en cambio, ha caído un 20%, ya que el formato disco tiene a reemplazar al casete. De hecho, uno de cada tres discos vendidos en el mundo es ilegal.

Paralelamente, también han aumentado las incautaciones de unidades piratas, ya que en 2002 se aprehendieron más de 50 millones de discos, frente a 13 millones del año anterior.

Los países más afectados

El número uno de la piratería es China, donde más del 90% de todas las grabaciones es pirata, con un valor de unos 500 millones de euros.

En la lista de los 10 países más afectados por este fenómeno figura España, así como Brasil, México, Paraguay, Polonia, Rusia, Tailandia, Taiwan y Ucrania. Los criterios que se han tenido en cuenta para la elaboración de esta lista son: el valor del mercado pirata en dólares, el tamaño del mercado total legítimo, el nivel de piratería, el crecimiento de unidades piratas frente a 2001 y el aumento de las unidades legítimas sobre el ejercicio anterior.

España es el país con el problema de crecimiento más rápido en Europa, pasando del 5% en 1998 al 25% en 2002.