Ajustes en los tipos a largo plazo

La renta fija, como se esperaba, ha sufrido algunas correcciones en los últimos días, una vez que la Reserva Federal ha dado el que podría ser su último paso en la fase de relajación monetaria. No está claro que los pasos siguientes vayan a ir en la dirección contraria e incluso no resulta descartable un nuevo recorte de tipos, aunque las probabilidades son ahora mucho más escasas.

Los tipos de interés a largo plazo han flexionado, no obstante, al alza en los últimos días, mostrando la posibilidad de un cambio de rumbo en la ejecución de las políticas monetarias, aunque en la zona euro cabe esperar todavía un nuevo y quizás próximo movimiento de recorte de tipos.

En todo caso, las expectativas de ganancia en los mercados de renta fija son ahora más escasas que hace un mes.