Sondeo

El CIS subraya el rechazo a la inmigración ilegal

Una gran mayoría de ciudadanos, el 85%, es partidario de que el Gobierno sólo permita la entrada a España de aquellos inmigrantes que tengan un contrato de trabajo. Así lo revela el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas presentado ayer, en el que sólo el 7% de los consultados propone permitir la entrada de trabajadores extranjeros sin ningún obstáculo legal. El 2% se decanta por prohibir 'por completo' la llegada de inmigrantes.

El sondeo revela también que el 45% de los ciudadanos trata a los extranjeros con desconfianza y el 10%, con desprecio. A la pregunta de '¿cómo les trata usted?', sólo el 9% asegura que lo hace 'con amabilidad', mientras que el 14% lo hace 'con normalidad'.

El barómetro refleja también que el 31% de los consultados ve la situación económica de forma optimista, cuatro puntos más que en la encuesta de abril.

El sondeo fue realizado entre el 16 y el 22 de mayo con 2.500 entrevistas.