Sentencia

La jueza del 'caso Opening' sancionará a las financieras si no cesan de cobrar a los alumnos

La titular del Juzgado de Primera Instancia número 8 de Sevilla, Carmen Pérez Guijo, ha condenado a las financieras involucradas en el caso Opening y a la compañía a devolver con intereses todas las cantidades cobradas a los alumnos desde julio de 2002, además de instar a las entidades a no conceder más créditos como los denunciados por las asociaciones de consumidores.

Así lo ha hecho saber la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA), que recoge el auto dictado hace dos días, indicando que "servirá de autorización judicial expresa" para que los alumnos puedan "dejar de pagar las cuotas que les sean reclamadas" por las cuatro financieras demandadas e "inviabilizará reclamaciones judiciales dinerarias, incluso, coercitivas ejecutivas" por parte de éstas a los alumnos.

Desobediencia judicial

FACUA denunció, y aportó pruebas documentales a mediados de abril de doce alumnos de Opening, que numerosos estudiantes seguían recibiendo por parte de las financieras requerimientos para el pago de los créditos. La jueza ha instado a SCH y BBVA Finanzia a facilitar al juzgado en el plazo improrrogable de tres días "el nombre del directivo o empleado que viene dando la orden de cobrar las cuotas o importe de los cursos suscritos con Opening a los efectos de hacerles un requerimiento más personalizado", ya que si siguen incumpliendo la sentencia podrían estar incurriendo en un delito de desobediencia a la autoridad judicial.

Más del 95% de los 90.000 alumnos de Opening afectados por el cierre de los centros de idiomas en toda España pueden acogerse a las medidas cautelares y a la sentencia dictada en Sevilla para dejar de pagar a las financieras, ya que la demanda presentada en la capital andaluza en interés colectivo afecta a casi la totalidad de los alumnos de los centros propios y franquiciados de Opening.

No podrán acogerse a la sentencia y las medidas cautelares aquéllos que no contratasen los cursos en calidad de consumidores finales, estén implicados en otros procedimientos judiciales individuales o colectivos por el caso o subscribieran créditos para la financiación de los cursos con entidades distintas al Santander, BBVA Finanzia, Pastor Servicios Financieros o Eurocrédito.