_
_
_
_
Steve Ballmer

"Linux es un rival peligroso porque no tiene coste ni precio"

Ballmer, de 47 años, tiene una peculiar forma de hablar. Su voz gana decibelios cuando enfatiza ideas. Y es un entusiasta que gusta de enfatizar. En un reducido encuentro con la prensa, entre la que se encontraba Cinco Días, el presidente de Microsoft se refirió a Linux, el software libre, en numerosas ocasiones y alto tono, explícita e implícitamente, al abordar los retos de la empresa. Ballmer dice que Linux es una amenaza

'Los competidores con estructura de costes no son nuevos y estamos en primera línea compitiendo con quien tiene esa estructura'. 'Pero Linux es peligroso', aseguraba para explicar que sólo porque no tenga 'estructura de costes, ni precio, significa que tenga mejor valor'.

Ballmer rechaza las ventajas de este sistema que gana adeptos y recientemente le ha costado a Microsoft un gran contrato con Munich. 'El coste total de propiedad de Windows y la innovación integrada que ofrece nos hace mucho más competitivos', recalcaba el ejecutivo que admite que han fallado en el esfuerzo de hacer llegar esta idea a clientes como Munich.

'Hemos invertido 5.000 millones de dólares en investigación y desarrollo este año e invertiremos más el que viene'

Ballmer defiende que Windows hace una oferta más simple, se puede utilizar en los últimos ingenios de la empresa, el Tablet PC (que no acepta Linux) y citó a consultoras como Garner Group e IDC que defienden su sistema operativo frente a esta nueva amenaza que descarta que se haga popular en ordenadores personales. Admitía además que la emergencia de este sistema fuerza a su compañía a centrarse en las asignaturas pendientes: 'innovación, mejoras y más seguridad'. 'Nuestros productos no pueden ser gratis'.

La seguridad es uno de los puntos débiles de la empresa y lo admite este ejecutivo. Ballmer recuerda que la segunda clave para la empresa 'es mejorar la fiabilidad, manejabilidad, seguridad y los costes para los propietarios'.

Para competir con Linux y también como mantra para el futuro de la empresa, Ballmer habla incansablemente de la innovación integrada y el valor añadido que ésta aporta. 'Este año hemos invertido 5.000 millones de dólares en I+D y el que viene invertiremos más porque creemos en la integración de las innovaciones y la capitalización que ésta suponga para Microsoft'.

El vehemente Ballmer tuvo también comentarios, más irónicos, para sus competidores tradicionales y caracterizó de 'drama' la opa de Oracle sobre PeopleSoft. 'Ahora hay quien se plantea distanciarse de Oracle porque no hay una buena percepción de la compañía'. 'Hay clientes que ya no quieren estar en la base de datos de Oracle o PeopleSoft porque no saben dónde va a acabar esto'.

En el caso de IBM, Ballmer aprovecha para descargar sarcasmo al poner en duda su aproximación de computación a demanda, es decir, como servicio. 'Es difícil no estar de acuerdo con la premisa de que los consumidores quieren recursos fáciles de usar. Es lo que hace Microsoft desde que Bill Gates y Paul Allen empezaron en 1975'. 'En el caso de IBM, más allá de los titulares de marketing, ¿qué tiene en la cartera que sea a demanda?' Sus servidores se parecen a los del resto, sus bases de datos son como las de los demás, ¿lo dicen por el websphere un integrador de sistemas? No. Es más confuso y complicado que el de nadie', concluye con una sonrisa tras haberlo dejado alto y claro.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_