Coyuntura

La inversión extranjera en los países más industrializados cae un 20%

La inversión extranjera directa (IED) a los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) cayó un 20% en 2002, hasta 490.000 millones de dólares, y los indicadores de los primeros meses del año hacen prever que la recuperación no está cerca, según el informe Tendencias y evolución reciente de la IED.

La continuada debilidad de la economía global en combinación con la caída de precios de las acciones bursátiles ha favorecido la caída de la IED en los dos últimos años. A ello se han sumado, además, otros factores que presionan a la baja, como el miedo a la deflación en algunos países de la OCDE o el ambiente de inseguridad política internacional, sobre todo en los primeros meses de 2003.

Aunque el fin de la guerra en Irak devuelva parte de la confianza a los inversores, los datos sobre fusiones y adquisiciones (principal componente de la IED) de los primeros meses de 2003 hace temer que la inversión continuará su caída este año y se reducirá entre un 25% y un 30%. Las fusiones y adquisiciones en los primeros cinco meses cayeron al nivel más bajo desde mediados de los noventa.

Los países que más se han resentido de la menor llegada de IED han sido EE UU y Reino Unido. Al primero sólo llegaron 30.000 millones de dólares, una cantidad 'insignificante' frente a años anteriores y un 77% menos que lo recibido en 2001. EE UU pierde así el liderazgo como país receptor, que había ostentado por una década y cede a China, principal beneficiado de la IED, con 53.000 millones de dólares recibidos.

La IED que llegó a Reino Unido el año pasado fue de 25.000 millones de dólares, un 60% menos que en 2001.

EE UU y Reino Unido continuaron, sin embargo, a la cabeza como países proveedores de IED, con 123.500 y 39.700 millones de dólares, respectivamente. Luxemburgo, Francia, Japón, Canadá y Holanda también ocupan los primeros puestos.

El flujo total de IED proveniente de los 30 países de la OCDE fue el año pasado de 607.000 millones de dólares, un 12% menos que en 2001. Francia, Alemania, España y Holanda registraron los mayores retrocesos, que superan en cada caso el 40%. Aun así, la OCDE continúa siendo la principal fuente de IED en el mundo.