Indicadores

La inversión extranjera cae en España un 21% por la caída de las fusiones y adquisiciones

La inversión extranjera neta en España cayó un 21% en 2001 y ha ascendido del noveno al octavo puesto en el ranking mundial de países receptores, con 21.000 millones de dólares el pasado año, según recoge el "Informe sobre las inversiones en el mundo 2003" hecho público hoy en diversos países por la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

Dicho ranking está encabezado por Luxemburgo, con 126.000 millones de dólares, seguido de China (53.000 millones), Francia (52.000 millones), Alemania (38.000), Estados Unidos (30.000 millones), Países Bajos (29.000 millones) y Reino Unido (25.000 millones). Por detrás de España se sitúan Canadá (21.000 millones), Irlanda (19.000 millones), Bélgica (18.000 millones), Brasil (17.000 millones), Italia (15.000 millones), y Australia, Hong Kong y México (14.000 millones).

Según UNCTAD, las corrientes mundiales de inversión extranjera directa (IED) descendieron un 21 por ciento en 2002, hasta situarse en 651.000 millones de dólares, justo la mitad del volumen récord alcanzado en el año 2000. El descenso fue generalizado en casi todo el mundo, con las excepciones de Alemania, Japón o Finlandia.

Las economías más afectadas por la caída de las inversiones extranjeras directas fueron Estados Unidos, con un descenso de 113.900 millones de dólares, Reino Unido (37.000 millones), Países Bajos (22.100 millones), México (11.700 millones), Hong Kong (10.100 millones), Canadá (8.200 millones) y España (6.800 millones).