Impuestos

Las azulejeras no pagarán la nueva tasa energética

Las empresas azulejeras no tendrán que pagar el nuevo impuesto sobre la energía de 0,15 euros por gigajulio (unidad de medida energética) consumido, que una directiva europea establecerá a partir del 1 de enero, gracias a una exención para la energía usada para transformación mineralógica, lograda por las patronales de los distintos países, agrupadas en la asociación europea Cérame-Unie.

La patronal española Ascer estima que las azulejeras españolas se ahorrarán con esta medida unos 9,8 millones de euros al año. El conjunto de la industria cerámica consume el 15% del gas natural que se suministra en España y casi todas las empresas cuentan con plantas de cogeneración. El sector se compone de unas 200 empresas, concentradas en un 90% en la provincia de Castellón.

La nueva directiva europea sobre Fiscalidad Energética dispone que los Estados miembro deberán someter a impuestos el consumo de productos energéticos y electricidad. El nuevo impuesto será efectivo a partir del 1 de enero de 2004.