_
_
_
_
Vivienda

El Mediterráneo y Castilla-La Mancha copan la mayor demanda de vivienda

La dificultad de encontrar una vivienda a un precio razonable en la Comunidad de Madrid y la mejora de las comunicaciones ha dado un impulso a la demanda de vivienda en Castilla-La Mancha, según un estudio elaborado por la consultora especializada en temas inmobiliarios Grupo i.

El trabajo realizado por esta empresa analiza las ciudades españolas de más de 15.000 habitantes basándose en los factores tanto económicos como sociales que inciden en la demanda de vivienda.

Extrapolando estos datos, el estudio llega a la conclusión de que la demanda total de viviendas -tanto nuevas, como de segunda mano y de alquiler- en 2003 ascenderá a 527.969, lo que supone 18,4 por cada 1.000 habitantes (sobre una población de 28,6 millones de personas que viven en las ciudades analizadas).

Al margen de los dos archipiélagos, Canarias y Baleares, donde la demanda por cada mil habitantes se sitúa en 27,9 y 29,1, respectivamente, destacan las comunidades de la costa mediterránea, con una demanda superior a la media. Así, en Cataluña se sitúa en 20,6 viviendas por cada millar de habitantes; la Comunidad Valenciana, en 21,5, y Murcia, en 39,5. Según Raúl García, director de Investigación de Mercado del Grupo i, en estas zonas se detecta un peso importante de la demanda de vivienda de segunda residencia y también de población inmigrante. En este sentido, García señaló que el 5% de la demanda de vivienda en compra se está produciendo ya por parte de inmigrantes que pasan del hogar en alquiler a plantearse la compra de una casa.

El hecho más significativo es que la comunidad de Castilla-La Mancha supera en demanda de vivienda por habitante a Madrid, algo que los responsables de Grupo i atribuyen a la mejora de comunicaciones que permite establecerse en zonas periféricas a la capital. Mientras que en Madrid la demanda se sitúa en 15,3 por cada millar de habitantes, en la comunidad castellano-manchega esta cifra sube hasta 21,8.

4 o 5 años de recorrido

Según el estudio, el sector inmobiliario aún tiene un recorrido de al menos cuatro o cinco años en los que la demanda se mantendrá estable. Para esta afirmación, el estudio se basa en el crecimiento del 2,5% de la economía, la menor inflación, la mejora de tipos y el mantenimiento del empleo.

Sin embargo, el propio informe asegura que el esfuerzo de los hogares para acceder a una nueva vivienda aumentará en 2003 hasta el 50% del salario medio anual. Esto se ve reforzado con la opinión de los autores del informe de que el precio seguirá creciendo este año, hasta alcanzar el 12,7%. Grupo i presentó el informe ayer en la Comunidad Valenciana, donde, según el estudio, la vivienda nueva sólo cubre el 51,7% de la demanda total.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_