Nueva York

Wall Street cierra la semana sin caídas

El Dow Jones prolongó ayer, con mucha dificultad, su mejoría. El índice vivió de nuevo una última media hora de infarto: en pocos minutos, pasó de ganar más un 1,5% a rozar el terreno negativo. Un repunte final le permitió salvar la jornada con un alza del 0,24%, la sexta consecutiva. El Nasdaq no aguantó la presión de la recta final y bajó el 1,13%, después de llegar a ganar el 2,3% en el mejor momento del día. Las operaciones especulativas y la toma de beneficios explican en gran medida esta volatilidad.

La opa de Oracle sobre su rival PeopleSoft, en la que ofrece 5.100 millones de dólares, acaparó la atención de la jornada. En los primeros compases, la operación fue la excusa utilizada para las compras, aunque poco a poco se diluyó el entusiasmo. La oferta se produce pocos días después de que Peoplesoft anunciara la compra de otra firma del sector, JD Edwards, lo que se interpreta como un movimiento de Oracle para defender su posición. Oracle bajó un 2,1%, Peoplesoft sumó el 18,6% y JD Edwards, el 2,97%.

El anuncio de Oracle empañó otros indicadores de relevancia. La tasa de desempleo alcanzó en mayo a un nivel no visto en nueve años, el 6,1%. La destrucción de empleos, sin embargo, fue inferior a la prevista, lo que fue recibido como otro signo de mejoría.

Otros anuncios empresariales quedaron también relegados a un segundo plano, como el de Intel, que estrechó el rango de su beneficio esperado para el segundo trimestre. Cedió el 0,14%.

A pesar de la volatilidad, la semana se saldó con alzas para el Dow (2,89%) y para el Nasdaq (5,68%).