Plan

El Supremo de Brasil amenaza con parar el plan de reformas de Lula

El nuevo presidente del Tribunal Supremo Federal de Brasil, Mauricio Correa, advirtió ayer que el plan de reformas del presidente Luiz Inácio Lula da Silva corre el riesgo de ser frenado por los tribunales. Correa, en su discurso de toma de posesión, convocó a los jueces y magistrados a una reunión el próximo día 10 para discutir el plan y unificar la posición del sistema judicial respecto a la ley.

'Sería negligente por mi parte si no expresara en este momento la preocupación que me causan las profundas modificaciones que pueden producirse en nuestro sistema de pensiones', dijo Correa.

Las declaraciones del presidente del Supremo suponen un duro varapalo para Lula, una vez que ha conseguido el respaldo político necesario para sacar adelante una reforma con la que el Gobierno brasileño pretende reducir el déficit de 20.000 millones de dólares del sistema de pensiones.

El proyecto de ley recibió un fuerte impulso el pasado jueves, cuando el comité de justicia del Senado concluyó que no viola la Constitución del país. Ese apoyo provocó un aumento del real del 1% frente al dólar, hasta las 1,82 unidades por billete estadounidense, el nivel más alto desde julio del pasado año.

Por otro lado, Lula restó ayer importancia a las peticiones del vicepresidente del Gobierno, José Alencar, que insiste en pedir 'una movilización nacional' para lograr una rebaja de los tipos de interés desde el 26,5% actual por parte del banco central.