Estrategia

Gas Natural cede ante el Gobierno y decide no recurrir el veto a su opa sobre Iberdrola

El categórico apoyo del Gobierno al veto de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) a la opa lanzada por Gas Natural sobre Iberdrola ha pesado en la decisión adoptada ayer por el grupo gasístico. Su consejo de administración ha aprobado no presentar un recurso de alzada ante el Ministerio de Economía contra la citada resolución del organismo regulador de la actividad energética.

La decisión del consejo de renunciar a esa posibilidad se tomó por unanimidad, 'tras analizar detenidamente los informes elaborados por los servicios jurídicos'. No obstante, la compañía ratifica que 'existen elementos fundados para discrepar del contenido y conclusiones de la resolución'.

Con esos comentarios que suponen un cierto apoyo a la dirección de Gas Natural, pero que no varían la resolución final, se ha logrado un consenso menos oneroso tanto para La Caixa, que apoyó la opa, como para el presidente del grupo, Antoni Brufau, líder indiscutible de la operación.

IBERDROLA 10,80 -0,37%
NATURGY 26,09 0,08%

El consejo de Gas Natural considera además que la presentación del recurso de alzada no habría permitido, con independencia de la decisión de Economía, 'la realización de la operación tal como fue planteada inicialmente'. 'No tendría resultado práctico', se reconoce, mientras que, por el contrario, 'prolongaría una situación de incertidumbre que podría no ayudar al desarrollo de la estrategia de crecimiento y rentabilidad'.

Pero estos criterios también se sustentan en las reiteradas declaraciones del vicepresidente y ministro de Economía, Rodrigo Rato, quien no sólo ha salido en defensa de la 'independencia de la resolución de la CNE', sino que también ha apoyado en diversas ocasiones el contenido de la resolución.

Rato ha compartido las conclusiones del organismo que preside Pedro Meroño y así lo ha mostrado públicamente. En declaraciones realizadas el pasado miércoles, señalaba que la opa 'suponía un riesgo' para las actividades reguladas. Y el ministro también se ha apoyado en otro argumento utilizado por la CNE: la opa suponía la 'salida del sector energético de 6.000 millones de euros' en favor del sistema financiero internacional.

Y ahora Gas Natural se ratifica en su plan estratégico, aunque este tema no fue estudiado ayer por el consejo. El objetivo es mantener su liderazgo en la actividad gasística y como empresa multiservicios. El grupo va a 'seguir estudiando las oportunidades de inversión que se planteen en España y en otros países'.

Competir con las eléctricas y alcanzar una cuota del 10% en comercialización y generación es una de sus metas para el año 2007. Para ello prevé disponer de una potencia instalada de 4.800 megavatios, así como contratos de suministro de gas por 28 bcm (miles de millones de metros cúbicos) y 11 millones de clientes en todo el mundo.

Para cumplir con ese plan Gas Natural parte con una excelente estructura financiera, pero con ciertos problemas de identidad o de nichos de actividad en los que crecer con rentabilidad. La compañía, aunque se beneficie del aumento del consumo de gas, está más afectada que las eléctricas por las medidas liberalizadoras en el mercado español. Mientras en el área de comercialización de gas (clientes fuera de tarifa), los nuevos operadores tienen ya una cuota de cerca del 50%, en electricidad está en torno al 6%.

Y su entrada en electricidad se está enfrentando a problemas de márgenes que no afectan tanto a las eléctricas tradicionales. Por otro lado crecer en Europa es caro, mientras que América Latina significa más riesgo.

Negociaciones

La decisión de ayer se produce, además, cuando los socios de referencia del grupo, La Caixa y Repsol YPF, negocia un nuevo pacto de accionistas, así como la persona que sustituirá a José Luis López de Silanes como consejero delegado de Gas Natural. Ninguna de las personas propuestas por la petrolera ha sido aceptada por la entidad financiera. Además, previsiblemente, se dará entrada a nuevos consejeros independientes.