PIB

EEUU revisa al alza su crecimiento en tres décimas y lo sitúa en el 1,9%

El crecimiento de la economía estadounidense está en línea con las previsiones de los analistas. En el cuarto trimestre del año anterior, el PIB progresó un 1,4%. Con la evolución de los tres primeros meses del año, el producto interior bruto de EE UU registra su sexto avance consecutivo tras la recesión de 2001.

Las mayores contribuciones a la progresión del PIB procedieron del gasto de consumo personal y de las inversiones residenciales fijas, que compensaron el comportamiento negativo de las realizadas por las empresas, que acusaron su noveno descenso en diez meses, del 4,8%.

Los gastos del Gobierno federal subieron un 0,9%, gracias a la inversión en los sectores no vinculados a defensa, que crecieron un 9,1%. Los del Ejército descendieron el 3,4%, después del aumento del 11% en el último trimestre de 2002.

Las exportaciones de bienes y servicios se saldaron en el primer trimestre con un descenso del 1,4%, inferior no obstante a la caída del 5,8% del periodo precedente, mientras que las importaciones disminuyeron un 7,1%, después de la subida del 7,4% anterior.

El índice de precios vinculados al PIB, una medida importante de la inflación, aumentó un 2,5% en el primer trimestre, invariada respecto a la anterior estimación y superior en siete décimas en relación al cuarto trimestre de 2002.