Balance

Vodafone reduce un 40% sus pérdidas anuales pero ralentiza sus ingresos

La compañía de móviles Vodafone ha anunciado hoy unas pérdidas de netas de 13.549 millones de euros en su año fiscal 2002, frente a los 22.388 millones del año anterior. Este resultado, que supone una reducción del 40% en sus pérdidas anuales, se ha debido, según la propia empresas, a un aumento de sus clientes.

La cifra de negocio de la firma aumentó en el periodo contabilizado un 33%, hasta los 41.946 millones de euros. Por otro lado, la compañía registró un beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (EBITDA) de 15.800 millones de euros, lo que supone un incremento del 40% respecto al ejercicio anterior.

El grupo de telecomunicaciones también informó de que su facturación creció durante el mismo periodo un 33% y se cifró en unos 42.518 millones de euros. Este aumento se ha debido, entre otras factores, a que el gigante británico no tuvo que revisar a la baja el valor de sus licencias de tercera generación de telefonía móvil, tal y como había sucedido en años anteriores.

Previsiones

Vodafone, que el pasado marzo alcanzó los 119 millones de clientes en todo el mundo, ha previsto también para el próximo ejercicio un incremento del 10 % en su número de sus abonados. El presidente honorario de la firma, Lord MacLaurin, ha calificado estos resultados de "excelentes" y ha subrayado que Vodafone ha pasado de ser una empresa de "modesto tamaño" a convertirse en "la compañía de telefonía móvil líder en el mundo".

Pese a la divulgación de unas cifras positivas, las acciones de Vodafone retrocedían esta mañana dos peniques, hasta 123,5 peniques, en la Bolsa de Valores de Londres.