Ventas

Vodafone vende Iusacell y despeja el camino de Telefónica en México

Telefónica Móviles tiene desde ayer virtualmente un competidor menos en la telefonía celular mexicana. Dos gigantes mundiales, Vodafone y Verizon, han tirado la toalla y han vendido su participación del 73,9% en la deficitaria operadora Iusacell.

Esta compañía fue un día el proyecto creado para competir con Telefónica en toda Latinoamérica, pero la realidad ha resultado bien distinta.

El número tres de la telefonía móvil mexicana tiene comprador. Se trata del magnate Ricardo Salinas, dueño de TV Azteca, Unefon y otras compañías.

Fuentes del sector, sin embargo, consideran muy difícil reflotar una compañía con serios problemas financieros -su deuda asciende a 811 millones de dólares y este mismo mes se declaró incapaz de pagar sus obligaciones sobre 350 millones en bonos- y cuya actividad requiere cuantiosas inversiones. Así parecieron entenderlo los inversores. Iusacell se derrumbó un 48% en Bolsa al conocerse la noticia.