Primer trimestre

Deutsche Telekom asombra a los analistas al anunciar sus primeros beneficios en dos años

La mayor compañía europea de telecomunicaciones ha logrado dejar atrás los números rojos, acuciantes desde el segundo trimestre de 2001, y que el año pasado se elevaron a 24.600 millones, convirtiéndola en la empresa con mayores pérdidas de la Historia alemana.

Pero la compañía ha anunciado hoy unos beneficios de 850 millones y un aumento de la facturación hasta los 13.600, gracias a un considerable incremento de los beneficios antes de impuestos, intereses y amortizaciones (Ebitda), de efectos fiscales positivos, y de deshacerse de participaciones. Estos resultados superan ampliamente las previsiones de los analistas, que habían previsto unas pérdidas de 550 millones.

Asimismo, redujo su deuda neta en los tres primeros meses del año hasta los 56.300 millones, mediante la venta activos de televisión por cable y la depreciación del dólar frente al euro. A finales de este año, espera reducirla hasta los 53.000 millones, con un programa de desinversiones por valor de entre 1.800 y 4.100. Para ello, la compañía germana quiere recortar 55.000 puestos de trabajo en todo el mundo hasta 2005, de una plantilla de 254.800 empleados.