Balance

Repsol gana un 122% más por la subida del precio del crudo y los márgenes del refino

La subida de la cotización del petróleo disparó los beneficios de Repsol YPF en el primer trimestre de este año hasta los 672 millones de euros, cifra que representa un incremento del 122% respecto al mismo periodo del ejercicio precedente. También la mejora de los márgenes del refino en los mercados internacionales empujó al alza los resultados. Ambos factores consiguieron minimizar aspectos negativos como la caída de beneficios en la distribución de productos petrolíferos y la reducción de la presencia de la petrolera en Gas Natural. Los resultados en este primer trimestre, en el que la presencia en Argentina no ha supuesto un lastre como en otros periodos, 'son buenos desde el punto de vista operativo y financiero', según la compañía.

Repsol YPF ha reducido los resultados extraordinarios, 26 millones hasta marzo frente a los 200 millones de euros en 2002.

Y el resultado operativo en términos homogéneos, sin el impacto de la disminución de su participación en Gas Natural hasta el 24%, habría crecido un 81%. Los operativos muestran también que Repsol YPF, pese a ser una petrolera más integrada que la mayoría de sus colegas occidentales, depende paulatinamente más de la evolución del crudo. La actividad de producción y exploración, con 670 millones de euros y un crecimiento del 161,7%, aportó más de la mitad de los resultados del grupo en el trimestre.

REPSOL 14,99 0,23%

El crecimiento de esa área se produce básicamente por la evolución del precio medio de venta del petróleo de Repsol YPF: 28,3 dólares el barril frente a los 15,3 dólares del primer trimestre del año anterior. Pero además por la mejora de los precios del gas en Argentina, que fueron un 20,9% superiores.

El grupo sigue dando prioridad a la toma de posiciones en esa área; su producción de hidrocarburos ascendió a 1,002 millones de barriles equivalentes de petróleo al día, con un incremento del 6%. Esta evolución se debe en primer lugar a la compra de un 20% adicional de las reservas de gas de BP en Trinidad y Tobago.

Los márgenes de refino se situaron en 4,24 dólares el barril, frente a los 1,22 dólares, debido al alto diferencial entre crudos y productos. En conjunto, el área de refino y marketing mejoró su resultado operativo un 20,6% hasta 357 millones, aunque la compañía destaca que la subida de las cotizaciones internacionales no se ha trasladado totalmente a los mercados.

Las ventas globales de productos petrolíferos de Repsol en España disminuyeron un 4,8%; la reducción del consumo de fuel en generación eléctrica por la elevada hidraulicidad causó este descenso.

La química también ha dado al grupo buenas noticias. Su resultado operativo ascendió a 51 millones frente a pérdidas de 17 millones en los tres primeros meses del año precedente. Según fuentes del grupo, esta evolución no está motivada únicamente a la favorable coyuntura internacional, sino también a la orientación de las pasadas inversiones.

Repsol YPF sólo reduce resultados en gas y electricidad, con una caída del 82,3%, hasta 63 millones de euros. Esa área ha quedado impactada por la desconsolidación parcial del grupo en Gas Natural y en Enagás, así como por la congelación de las tarifas en Argentina. Y pasa ahora a tener un peso casi similar a la química en los resultados globales de la petrolera.

Más inversiones y ligero aumento de la deuda

En los tres primeros meses del año, Repsol realizó inversiones por valor de 1.410 millones, un 95,8% más que en el mismo periodo de 2002, debido básicamente a la toma de posiciones en Trinidad y Tobago, operación que le ha permitido triplicar el volumen de reservas y producción en ese país. El objetivo es la contención de las inversiones, que quedarán en 3.700 millones en 2003.

A 31 de marzo la deuda financiera de la empresa que preside Alfonso Cortina sumaba 7.686 millones, cifra que supone un ligero aumento del 2,9% respecto al cierre del pasado ejercicio, pero una reducción del 53,9% respecto a los 16.669 millones del primer trimestre de 2002.

No obstante, el ratio de endeudamiento no se ha modificado y se mantiene en el 29%, frente al 43% del primer trimestre de 2002. La relación entre deuda neta y fondos propios ha pasado del 118% de 2002 al 55,2% de este último trimestre. La reducción de la deuda respecto al año precedente ha permitido que los gastos financieros de la petrolera quedaran en 88 millones, con una caída del 77,4%.

La petrolera ha destinado 226 millones al pago de dividendos en los tres primeros meses de 2003.