Debate

Los expertos creen que la guerra en Irak revela la necesidad de reformar la ONU

Países como Japón, segunda mayor economía del mundo, o India, primera potencia demográfica del globo, carecen de representación en el órgano de la ONU. Dos ejemplos que puso ayer Hubert Vedrine, ex ministro francés de Exteriores, para dar cuenta de la escasa correspondencia que tiene el Consejo de Seguridad con la realidad.

'Es necesario ampliar el Consejo de Seguridad', dijo. 'Hay que redefinir términos como el de protectorado, técnicas ya antiguas que no se utilizan', apuntó Vedrine, quien acusó a EE UU de aplicar esa misma práctica en Irak 'fuera de toda legalidad'. El ex ministro francés participó en la jornada Irak, el día después, organizada por las fundaciones Ortega y Gasset y para las Relaciones Internacionales y el Diálogo Exterior, en Toledo.

Pérdida de autoridad

Robin Cook, ex ministro de Relaciones con el Parlamento, coincidió con Vedrine y denunció la paradoja de que 'en una época de globalización estamos dañando la única institución internacional que tenemos', en referencia a la pérdida de autoridad de la ONU, algo que, dijo, 'no favorecerá ni al Reino Unido ni a EE UU'.

Cook dimitió de su cargo por el apoyo del Gobierno de Blair a la guerra. Ayer fue la ministra de Desarrollo Internacional, Claire Short, quien presentó su renuncia por estar en desacuerdo con la política del Gobierno sobre Irak, que se dedica 'a cubrir los errores' de EE UU, informa Efe.

El ex ministro británico también echó en falta la representación de Brasil, como el mayor país latinoamericano, y Suráfrica en el Consejo de Seguridad. 'Estamos pagando no haber creado un Consejo que represente el poder en el mundo de ahora, en lugar del de 1948', señaló Cook, quien también reclamó un papel más importante para Alemania, país que, aunque participa en el Consejo, no tiene capacidad de veto por no ser uno de los cinco miembros permanentes (EE UU, China, Reino Unido, Francia y Rusia).

Sobre esto se pronunció también Gustavo de Arístegui, portavoz de Asuntos Exteriores del PP, para quien el principal cambio que debe abordar el Consejo de la ONU es el de eliminar la capacidad de veto de los miembros permanentes. El Gobierno de EE UU, apoyado por el Ejecutivo español y el británico, decidió no presentar una resolución que autorizara el ataque a Irak por la amenaza de Francia y Rusia de vetarla. Para Arístegui, el veto debe pasar a ser 'ponderado', de forma que un solo país no pueda invalidar una propuesta. Precisamente, el rechazo a la guerra es lo que ha hecho que la ministra de Exteriores, Ana Palacio, cuestione este cuerpo de la ONU.

Palacio, encargada de inaugurar la jornada, apuntó ayer que 'nadie puede defender que el Consejo de Seguridad ha actuado con la necesaria eficacia en el caso de Irak, permitiendo durante 12 años el flagrante incumplimiento de sus propias resoluciones'.

El ataque a Irak sin respaldo de la ONU fue calificado de 'ilegal' por Enrique Barón, presidente del Grupo Parlamentario Socialista Europeo, quien reclamó 'volver a la legitimidad internacional y dar un papel importante a la ONU'.

La nueva propuesta de resolución de EE UU para la reconstrucción de Irak ha vuelto a relegar el papel de Naciones Unidas, que hasta ahora había gestionado los ingresos por petróleo del país, labor que pasa a controlar el FMI y el Banco Mundial. Según Cook, el mundo está ahora dominado por Washington, cuyo objetivo no es 'globalizarlo, sino americanizarlo'.

Unidad europea

Frente al poder de EE UU, algunos de los políticos apoyaron una Europa fuerte y unida, en contraposición con la división y la falta de una política común actual. Para ello, Vedrine apuntó que es necesario que'los líderes hagan un debate a fondo' que hasta ahora han evitado.

Sin embargo, la idea de un mundo multipolar se ve aún como algo futuro. Para Efraim Halevy, ex director del Mosad (servicio secreto de Israel), 'el liderazgo de EE UU en Oriente Próximo es indiscutible, la UE no puede proponer una política alternativa en la región. Ni siquiera puede mantener su propia política común'.

La política de EE UU ha sido vincular el cambio de régimen en Irak al proceso de paz entre palestinos e israelíes, algo que para Manuel Marín, portavoz de Exteriores del PSOE, 'es un error'. Marín recordó que la nueva propuesta de paz, recogida en la Hoja de Ruta, cuenta con el apoyo del Cuarteto (EE UU, Rusia, la UE y la ONU), mientras que la guerra en Irak se llevó a cabo sin el respaldo internacional.

Cita de Sharon y Mazen el próximo viernes

El proceso de paz recibió ayer un nuevo impulso al comunicar fuentes oficiales palestinas que el primer ministro de Israel, Ariel Sharon, y su homólogo palestino, el reciente nombrado Abu Mazen, mantendrán su primera reunión el próximo viernes día 16, según informa Reuters.

El encuentro, confirmado por un alto cargo diplomático, tiene lugar poco después de la visita del secretario de Estado de EE UU, Colin Powell, a la zona; cuando se reunión con dirigentes palestinos e israelíes para poner fin a 31 meses de violencia que amenazan con enterrar definitivamente el proceso de paz.

El encuentro cobra especial significado, ya que es el primero de Mazen con un alto cargo israelí tras su toma de posesión y la primera ocasión en que ambos líderes podrán discutir la llamada Hoja de Ruta para avanzar con el proceso de paz.