Mejora

Los bancos de inversión vuelven a ser optimistas con la renta variable

Las Bolsas han enmendado sus trayectorias en el último mes y medio, de tal forma que la mayoría se encuentra ya cotizando en positivo desde enero. Este movimiento alcista ha suscitado opiniones enfrentadas entre los expertos. Hay quienes consideran que la renta variable de Estados Unidos sigue estando muy cara y optan por la europea. Otros, que los mercados a uno y otro lado del Atlántico están baratos.

JP Morgan y Goldman Sachs han sido los últimos en echar un capote a las Bolsas. El primer banco de inversión sostiene un objetivo para el S&P de 1.010 para este año, que supone un potencial de revalorización del 9% con respecto a su nivel actual. Esta subida, aunque corta, está fundamentada en una recuperación de los beneficios empresariales que será más pronunciada en la segunda parte del ejercicio. Por regiones, JP Morgan aconseja sobreponderar Estados Unidos y Japón, e infraponderar el Reino Unido y la eurozona.

Subidas del 10%

Goldman Sachs se muestra optimista, aunque la cautela también está presente en sus análisis. En líneas generales estima que los mercados están infravalorados un 10%, frente a la renta fija, que está cotizando un 20% por encima de sus niveles óptimos.

Los analistas estiman una subida para las Bolsas entre el 10% y el 15% en los próximos 12 meses. Sostiene, asimismo que el rally que han experimentado en el último mes es más consistente que los anteriores. Esta teoría está basada en un crecimiento de los beneficios conservador y en que los índices presentan el mayor nivel de infravaloración de los últimos 40 años con respecto a la renta fija. Goldman Sachs indica, sin embargo, que la rentabilidad que ofrecerán los índices en los próximos años será más bien baja.