Negocio

Iberdrola mantendrá su plan estratégico sin modificaciones tras la opa de Gas Natural

Iberdrola mantendrá su actual Plan estratégico 2002-2006, consciente de sus recursos y capacidad financiera para acometer cualquier proyecto. "Tenemos un plan basado en el crecimiento orgánico, con un planteamiento de inversiones, y lo seguiremos manteniendo", señaló el vicepresidente y consejero delegado de la eléctrica, Sánchez Galán.

En la rueda de prensa previa a la junta general de accionistas que se celebrará el próximo sábado, el presidente de Iberdrola, Iñigo de Oriol, se mostró satisfecho con la composición del núcleo duro del accionariado de la eléctrica, en alusión a BBV y BBK, aunque se mostró partidario de ampliarlo. Aseguró además que los acuerdos del consejo de administración referentes a la opa de Gas natural se adoptaron "por unanimidad" y "sin un solo voto particular".

Sánchez Galan asumió que la compañía resulta "apetecible" con unos activos "absolutamente únicos" y un "valor real" no reflejado en Bolsa. Sin embargo recordó que la eléctrica se encuentra "volcada" en su "desarrollo orgánico y mantendrá su plan estratégico". Sin embargo, no rechazó la posibilidad de acometer cualquier operación siempre que ésta resulte rentable. "Tenemos recursos y capacidad financiera para acometer cualquier proyecto que se nos pueda poner por delante siempre y cuando cumplan las condiciones de rentabilidad adecuada y no dilutiva de la operación", aclaró.

IBERDROLA 10,43 0,58%
NATURGY 22,56 0,49%

A su juicio, Iberdrola tiene todas las circunstancias para poder crecer "orgánicamente o no orgánicamente". "No estamos en compras con nadie, pero abiertos a cualquier oportunidad", dijo, en referencia tanto al ámbito europeo como a otros. De Oriol reconoció que una empresa "totalmente privada" y sin ''golden share'' se encuentra expuesta a la posibilidad de una nueva oferta por parte de otro grupo, pero aseguró que, por el momento, no ha decidido la supresión de las medidas de blindaje.

Decisión de la CNE

Frente a la afirmación del presidente de Gas Natural, Antoni Brufau, que defendió que no hubo oposición a la opa en el seno de la compañía, De Oriol recordó que "se opusieron los socios de referencia", en alusión a Repsol. Por su parte, Galán aseguró que la oferta no contó ni con la comprensión de los inversores, analistas, sindicatos y consumidores.

"Parece que ninguno lo entendía y parece que la CNE tampoco lo ha entendido. Ni los inversores creían en él, ni los analistas creían en él, los sindicatos se han manifestado también en contra, y la CNE lo ha desestimado. Por lo tanto, creo que poca gente lo soportaba", indicó. Sobre la posibilidad de emprender acciones legales contra Gas Natural a causa de la OPA hostil, indicó que será un asunto que estudiarán los servicios jurídicos y decidirá el Consejo de Administración. No obstante, reconoció que "hoy es distinto al día en que se dijo eso (en referencia al momento en que ase anunció una posible querella)".

"Al margen de la opa", Oriol recordó que, en los momentos de "crisis profunda, profundísima" de las eléctricas catalanas, entre ellas Hidruña y Fecsa, Iberdrola contribuyó al saneamiento de esas empresas. "Nosotros nos hemos sentido catalanes, hemos acudido siempre en defensa de Cataluña y a esta empresa no le ha ayudado nunca nadie, ha sido cien por cien privada desde su nacimiento", dijo.

Tras asegurar que "hemos salvado las empresas catalanas", quiso matizar, afirmando que en su día, participó en la "salvación" de Fecsa "de forma sustancial", por acudir "en defensa de una empresa catalana hermana". "He colaborado en su salvación", manifestó, para agregar que, a Iberdrola, "nadie nos ha ayudado nunca, y nunca hemos dado una escandalera financiera".