Operación

La Comisión Nacional de la Energía frena la opa de Gas Natural sobre Iberdrola

La Comisión de la Energía (CNE) se ha pronunciado en contra de la opa que Gas Natural había lanzado sobre Iberdrola por seis votos contra tres. El organismo regulador entiende que la operación supone un riesgo para las actividades reguladas. El dictamen de la CNE es vinculante y frena la operación, de forma que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ni siquiera llegará a emitir el folleto de opa. La compañía gasista, una vez notificada la resolución, tiene un mes de plazo para presentar un recurso de alzada ante el Ministerio de Economía -departamento que contará a su vez con otro mes de plazo para resolverlo- y, posteriormente, podría acudir también a la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional.

Según un primer comunicado de Gas Natural, "la seriedad, rigor y profesionalidad que desde hace más de 150 años caracterizan a nuestra empresa nos obligan a esperar a conocer los fundamentos y los términos concretos de la resolución para poder valorar adecuadamente esta decisión y tomar las acciones que considere oportunas". Gas Natural había garantizado a la CNE las inversiones previstas en actividades reguladas en el periodo 2003-2006, que ascienden a 3.098 millones de euros, e incluso se había mostrado dispuesta a avalarlos. En la breve nota publicada tras conocerse la resolución de la Comisión, la gasista concluye que respeta el dictamen emitido pero que "no lo entiende ni lo comparte", ya que, a su juicio, la operación "no suponía riesgo alguno para las actividades reguladas y constituía un indudable impulso al proceso de liberalización".

Larga decisión

IBERDROLA 10,73 0,09%
NATURGY 16,84 -1,55%

La CNE ha emitido su juicio en su segundo día de deliberaciones sobre la operación. Ayer había quedado de manifiesto el desencuentro entre los miembros de la Comisión, si bien la mayoría, próxima al Partido Popular, se inclinaba por fijar duras condiciones. Frente a ellos, la postura cercana entrono al representante de CiU, proponía otras más accesibles. Ese misma situación se ha repetido hoy, con la diferencia de que a la primera posición se han adherido también el propio presidente de la CNE, Pedro Meroño, y Carlos Dato.

Reacciones políticas

Nada más conocerse la noticia, el portavoz de Economía y Hacienda de CiU en el Congreso de los Diputados, Josep Sánchez Llibre, indicó a la agencia Efe que la negativa ¢pura y dura¢ de la CNE, sin exigir ningún tipo de condición, es "grave" y "no se corresponde con el espíritu de la ley". Para Sánchez Llibre el regulador ha actuado para proteger al consejo de administración de la eléctrica. En la misma línea, el alcalde de Barcelona, Joan Clos, del PSOE, ha calificado el dictamen de "lamentable interferencia en el funcionamiento de la economía liberal de mercado que con tanta contundencia defiende el Gobierno del PP".

En este mismo sentido, el ministro de Economía, Rodrigo Rato, ya había negado esta mañana en declaraciones a la agencia Servimedia que la decisión de la CNE tuviera ninguna motivación política, sino que se trata de una operación entre compañías privadas "en las que ni el PP ni otros partidos tienen posiciones políticas". "Estamos hablando de una operación que plantea una compañía sobre otra, que está sometida a trámites establecidos en nuestra legislación", afirmó.