_
_
_
_
Resultados

El beneficio de Endesa cae un 12,8% afectado por las menores plusvalías

Los resultados del primer grupo eléctrico español fueron de 669 millones de euros, un 12,8% menos que en el mismo periodo del año anterior. La caída se debe, fundamentalmente, a que en el primer trimestre de 2002 se contabilizaron plusvalías derivadas de la venta del 87,5% de Viesgo. Según la empresa, el beneficio neto habría crecido el 43,1% si se excluyeran plusvalías y provisiones.

La cifra de negocio del grupo fue de 3.927 millones de euros, con una disminución del 10,2%. El descenso está motivado, principalmente, por la caída del precio medio del pool (mercado libre de generación) fruto del menor coste de combustibles que ha soportado el sistema español como consecuencia de la mayor hidraulicidad del primer trimestre.

El resultado de las actividades ordinarias, por su parte, ha sido de 590 millones de euros, frente a los negativos de 161 millones registrados en el mismo periodo del año anterior. La diferencia, según Endesa, se debe a la mejora en la calidad de los resultados del grupo. El cash flow ascendió a 991 millones, con un aumento del 35,8% sobre el mismo periodo del año anterior.

Javier Ruiz, analista de ACF, señaló a Reuters que el Ebitda de la compañía ha sido mejor de lo esperado, aunque el resultado neto haya defraudado las expectativas por el impacto de los elevados impuestos y los minoritarios. El mercado reaccionó a estos datos con un descenso del 1,55% en la cotización de los títulos de Endesa.

El resultado de explotación del grupo ha sido de 864 millones, con un aumento del 2%, sobre el del primer trimestre de 2003. El negocio eléctrico nacional ha experimentado un crecimiento del 8%, según la compañía, a pesar de no incorporar el margen correspondiente a la red peninsular de transporte, vendida a Red Eléctrica de España (REE).

En Latinoamérica, el negocio eléctrico registró un resultado de explotación de 291 millones, 44 millones menos que en 2002. Este descenso del 13,1% se debe, fundamentalmente, a las devaluaciones registradas por las monedas de la región en el periodo interanual. En el resto de Europa el negocio eléctrico ha crecido un 27,4%, hasta 107 millones de euros.

Entre el 31 de marzo de 2002 y la misma fecha de 2003, Endesa ha conseguido reducir su deuda 5.028 millones. Al cierre del trimestre, la deuda neta del grupo se situaba en 19.866 millones. Al fuerte descenso del endeudamiento ha contribuido el programa de desinversiones previsto en el Plan Estratégico 2002-2006. Actualmente, el apalancamiento financiero de Endesa se sitúa en el 149%, frente al 203% del 31 de diciembre de 2002.

Operaciones financieras

Además de la emisión de participaciones preferentes realizada por la compañía por valor de 1.500 millones de euros, la compañía ha realizado varias operaciones de financiación a largo plazo que han aumentado su liquidez hasta 4.926 millones, que cubren, en opinión de la eléctrica, los vencimientos de deuda en España de los dos próximos años. La refinanciación de la deuda bancaria de Enersis y las desinversiones acordadas por esta empresa también cubren sus riesgos hasta 2005.

Este trimestre Endesa ha obtenidos resultados extraordinarios positivos de 528 millones. Destaca la venta de la red de transporte de electricidad a REE, con plusvalías de 514 millones, 152 millones por la venta de inmuebles, y pérdidas de ocho millones por la venta de la participación en Repsol. La compañía dotó provisiones por valor de 43 millones por los riesgos vinculados al negocio eléctrico español y otros 75 millones para cubrir los de Latinoamérica. Aquí las provisiones son de 51 millones para cubrir las inversiones en Argentina, que se suman a los 145 millones dotados en 2002.

La eléctrica ofrece a Enel el control conjunto de Snet

Endesa no está sola en su intento de controlar la compañía francesa Snet. La eléctrica ha ofrecido a su homóloga italiana Enel compartir la propiedad si logra hacerse con una participación mayoritaria. Endesa tiene el 30% de Snet y en febrero hizo una oferta para hacerse con otro 51% que está en manos de Charbonnages de France.Y aquí es donde entra en juego Enel, que está interesada en expandirse en Francia para tener acceso a electricidad más barata. 'En caso de que Charbonnages de France acepte nuestra proposición y tomemos la mayoría de la compañía, Enel tiene el derecho de asumir un 50%', aseguró ayer Rafael Miranda, durante la conferencia con analistas que siguió a la publicación de los resultados del primer trimestre, informa Bloomberg.Endesa pagó cerca de 450 millones de euros por su actual participación en Snet, una compañía que produce menos del 2% de la electricidad de Francia. La nueva oferta podría no implicar ningún desembolso antes de 2006, mientras Endesa revisa los términos del contrato que Snet tiene con el líder galo y mayor eléctrica europea, æpermil;lectricité de France (EDF).Pero la entrada en Snet a través de Endesa no es la única baza que juega Enel. EDF está en negociaciones con varias compañías no identificadas, entre las que se encuentra Enel, para la venta de la participación del 19% que tiene en Snet. El máximo ejecutivo de la compañía italiana aseguró hace un mes que la toma de una parte del capital de Snet sería sólo el principio de su expansión en Francia.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_