Resultados

El beneficio trimestral de Endesa cede un 12,8% por la caída de los extraordinarios

La eléctrica española ha anunciado que su beneficio neto en el primer trimestre ascendió a 669 millones de euros, lo que supone un 12,8% menos respecto al mismo periodo de 2002, cuando ganó 767 millones. Este resultado, por debajo de las expectativas del mercado, se produce como consecuencia de las plusvalías obtenidas en el primer trimestre de 2002, derivadas fundamentalmente de la desinversión del 87,5% de Viesgo, y de la dotación de provisiones extraordinarias efectuadas en el mismo, la comparación entre ambos períodos da lugar a un descenso del 12,8% en el beneficio neto y en el beneficio por acción.

Sin embargo, señala la eléctrica, si la comparación se realiza en términos homogéneos, es decir, eliminando el efecto neto de las plusvalías y de la dotación de provisiones de carácter extraordinario en ambos períodos, el beneficio neto y el beneficio por acción del primer trimestre de 2003 crecen un 43,1% con respecto al mismo trimestre de 2002.

El resultado de explotación del primer trimestre de 2003 ha ascendido a 864 millones de euros con un incremento del 2% sobre el del mismo período de 2002. Este crecimiento se ha debido fundamentalmente a que el resultado de explotación del negocio eléctrico nacional se ha incrementado en un 8%, a pesar de no haber incorporado el margen correspondiente a la red peninsular de transporte vendida a Red Eléctrica de España (REE).

ENDESA 24,30 -1,66%

El resultado de explotación del negocio eléctrico iberoamericano se redujo un 13,1%, hasta 291 millones, por la devaluación de las monedas locales. Medido en monedas locales, el beneficio de explotación crece un 38,5% y, contabilizado en dólares, aumenta un 6,4%. En cuanto al negocio eléctrico en Europa, el resultado de explotación alcanzó los 107 millones, un 27,4% más que en el primer trimestre de 2002.

Deuda y desinversiones

Entre el 31 de marzo de 2002 y la misma fecha de 2003, Endesa ha reducido su deuda en 5.028 millones. El descenso del endeudamiento y el mantenimiento del coste medio de la deuda ha permitido rebajar los gastos financieros en un 5,1%. A 31 de marzo, la deuda neta de Endesa se situaba en 19.866 millones, 2.881 millones menos que al cierre del pasado ejercicio, por lo que el apalancamiento (ratio de deuda sobre fondos propios) ha pasado del 203% al 149%. A la reducción de la deuda ha contribuido de forma significativa la emisión de participaciones preferentes por importe de 1.500 millones.

Entre enero y marzo, Endesa ha seguido ejecutando el programa de desinversiones previsto en su Plan Estratégico 2002-2006 y ha culminado la venta de sus activos de transporte a REE, de varios inmuebles y de su participación en Repsol YPF. Según la eléctrica, estas operaciones han generado una plusvalía bruta de 658 millones.

Reducción de plantilla

A 31 de marzo, la plantilla del negocio eléctrico nacional de Endesa era de 13.587 empleados, lo que supone una disminución de 70 personas respecto de la existente a 31 de diciembre de 2002, una vez deducidas las 109 personas de la plantilla de Endesa Gas que a 31 de diciembre de 2002 se incluían en 'Otros negocios'. El resultado de las sociedades puestas en equivalencia atribuible a Endesa fue negativo por importe de 13 millones, lo que supone una mejora de 36 millones respecto del primer trimestre de 2002.

Auna repercute pérdidas de 22 millones

El 'holding' de telecomunicaciones Auna, del que Endesa es principal accionista, registró en el primer trimestre un resultado negativo para la eléctrica de 22 millones de euros, frente a los 56 millones también negativos del mismo periodo de 2002. La compañía atribuye esta mejora a la favorable evolución operativa de Auna, que le ha permitido obtener un 'cash flow' operativo (EBITDA) positivo de 180 millones de euros en el trimestre, un 57% más.