Crisis

La SEPI fija en 1.100 millones el precio mínimo para privatizar ENA

El Consejo de Administración de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) ha fijado en 1.100 millones el precio mínimo de la Empresa Nacional de Autopistas (ENA), actualmente en proceso de privatización, según avanzó en el Senado su presidente, Ignacio Ruiz-Jarabo. En su comparecencia en la Comisión de Hacienda de la Cámara Alta, adelantó también que los consorcios aspirantes deberán presentar la oferta económica en la última decena de mayo.

La SEPI tiene abiertos en la actualidad los procesos de privatización de ENA y de la aseguradora Musini, sociedades que prevé adjudicar antes del verano.

Nuevas ofertas por Babcock

Ruiz-Jarabo ha asegurado que "otras dos compañías" están interesadas en la compra de Babcock Borsig España (antes Babcock Wilcox), un hecho que abre "una puerta a la esperanza" para el futuro. "Puede que en los próximos días den un paso al frente y manifiesten su intención formal de iniciar un proceso de estudio para ver si hacen una oferta", advirtió, al término de un acto organizado por el grupo público para celebrar que la Fundación SEPI ha superado las 10.000 becas concedidas en sus treinta años de historia.

Hasta ahora sólo se conocía el interés del grupo Construcciones Navales del Odiel, que ha firmado un acuerdo de confidencialidad con la SEPI y ha empezado a recabar información sobre la situación de Babcock Borsig España. La situación de Babcock es precaria desde que su matriz, la alemana Babcock Borsig, anunciara su decisión de deshacerse de ella. La SEPI, anterior propietaria de la empresa, asegura que no puede retomar el control de la empresa sin violar la normativa sobre competencia comunitaria y trata de encontrar un comprador que salve la compañía y garantice los puestos de trabajo.