Aerolíneas

American Airlines estudia reemplazar a su presidente

El puesto de Donald Carty, presidente de American Airlines, está en el alero. El consejo de la empresa se reunió ayer para estudiar la posible suspensión de pagos y reemplazo de Carty. Aunque a cierre de esta edición no había finalizado el consejo, al menos uno de sus miembros, el ex senador David Boren, estaba previsto que pidiera el cambio en la dirección de la compañía porque 'Carty ha perdido la credibilidad y confianza para liderar efectivamente la empresa en momentos de grandes desafíos', dijo antes.

Boren se refería así a la política de compensación de los ejecutivos con bonus y la redotación de los fondos de pensiones de 46 de sus ejecutivos para asegurarse los pagos en el caso de que la empresa solicite la suspensión de pagos. Carty, quien mientras tanto había conseguido de los sindicatos una reducción de salarios que suponen unos ahorros de 1.800 millones de dólares, se enfrenta ahora un revés de los trabajadores a estos acuerdos en protesta por estas compensaciones cuando a ellos se les pide fuertes sacrificios. El presidente ha cancelado los bonus, pero no ha renunciado a las pensiones.

La posibilidad de que la primera aerolínea del país solicite la suspensión de pagos también estaba ayer en la agenda del consejo, algo que algunos de sus miembros comentaban que podría ser la mejor solución. El miércoles American reportó unas pérdidas en el primer trimestre de 1.040 millones de dólares.

Pero la crisis no afecta a todas las aerolíneas en EE UU. JetBlue, una empresa de bajo presupuesto y vuelos baratos, presentó ayer unos resultados que mejoran un 34% los del trimestre anterior. La empresa, con sólo tres años en el mercado, superó las expectativas de Wall Street al aumentar el número de viajeros. Los resultados son modestos, 17,4 millones de dólares, pero muestran una tendencia contraria a la de la gran industria. JetBlue tiene planes para seguir creciendo y ha solicitado a Airbus 65 nuevos aparatos A320 y opción para 50 más. El plan es tener una flota de 202 aviones en 10 años.