Alimentación

El negocio chileno de Ebro Puleva penaliza todavía el beneficio

El primer grupo agroalimentario español, Ebro Puleva, sigue sufriendo las consecuencias de sus inversiones en Chile pese a que la venta el año pasado de una de sus filiales (el grupo Proterra) ha disminuido considerablemente las pérdidas de sus negocios en el exterior. Ebro Puleva ha cerrado el primer trimestre del año con un beneficio neto de 24,37 millones, lo que supone una ligera caída del 0,3%. Sin tener en cuenta los negocios chilenos, el resultado del grupo aumenta un 28%, hasta situarse en 23,4 millones. En los resultados del trimestre también han influido los ocho millones de euros de ingresos extraordinarios que se aplicaron en el periodo equivalente de 2002 por la venta de inmuebles.

Las ventas totales también registran una caída del 7,3%, hasta los 476,49 millones de euros por la comparativa con el primer trimestre de 2002 en que aún estaban incluidos los negocios de Proterra.

A Ebro Puleva todavía le queda en Chile la sociedad Iansa, que genera pérdidas. En el primer trimestre de 2003 las actividades en este país han supuesto para el grupo español unas ventas de casi 86 millones de euros y una pérdida de 955.000 euros frente a los 7,4 millones del mismo periodo de 2002.

Por áreas de negocio, el mayor volumen de ventas corresponde al azúcar (162,2 millones), que también ha aumentado su Ebitda en un 18,4%, hasta los 30 millones, y el resultado de actividades económicas en un 23,4% (27,1 millones).

En lácteos, la compañía ha decidido centrar su estrategia en aquellos productos y marcas que generan más valor sacrificando el volumen de negocio, es decir, ha ido abandonando progresivamente la producción de marca blanca. Esto se traduce en un descenso del 6,2% de las ventas que se han situado en 119 millones en el trimestre, y en incrementos del Ebitda (10%) y del resultado de actividades ordinarias (20,9%).

En cuanto al negocio del arroz, la caída del 13% de las ventas se ha debido, según fuentes de la empresa, a la fuerte competencia de las importaciones que llegan de Estados Unidos

Ebro Puleva ha reducido su endeudamiento en un 35%.