Oferta

El Sabadell considera que el precio de mercado del Zaragozano está sobrevalorado

El Banco Sabadell que celebra esta tarde su junta de accionistas, ha señalado que los precios que se barajan para una posible compra del Zaragozano no son los oportunos. Así, el Sabadell calcula que adquirir el banco supondría aumentar en un 20% su dimensión, porcentaje equivalente a lo que la entidad puede alcanzar sin compras en un año, si bien está dispuesta a primar, por encima de ello, el precio de esta operación.

Al mismo tiempo, el presidente del banco, Josep Oliu ha considerado, en la rueda de prensa previa a la junta, que ¢adelantar en un año el crecimiento es positivo si resulta bueno, bonito y barato¢, y ha opinado que el precio que la entidad catalana estima que vale el Zaragozano -que ha declinado desvelar- ¢es muy diferente al que está en los mercados¢. Ante esta situación, y sin renunciar a cualquier oportunidad que se presente para ganar tamaño, el Sabadell tiene previsto continuar este año su crecimiento a partir de la propia actividad bancaria y de un ahorro de los costes operativos de entre el 10 y el 12%.

La entidad, que en 2002 tuvo un beneficio neto de 220,4 millones, un 1,8% más, vio crecer sus costes debido a la adaptación a una nueva plataforma informática, la integración del Banco Herrero y la amortización extraordinaria de los programas de ¢software¢ de todo el grupo, que tuvieron un impacto en la cuenta de resultados de 2002 de 122,7 millones, un 267,1% más que en el ejercicio anterior. Oliu prevé amortiguar este aumento de los gastos con una reducción de costes este año de entre el 10 y el 12%, que procederá en su mayor parte del hecho de que todas sus filiales podrán operar ya bajo la misma plataforma tecnológica y de un plan de ahorro de gastos recurrentes, sin renunciar a posibles nuevas prejubilaciones.

El año 2003 servirá también para consolidar la estructura surgida tras el proceso de adquisiciones que emprendió el Sabadell hace dos años, que culminarán con la plena integración del Banco de Asturias después de la junta de esta tarde, tras haber aprobado el año pasado la del Herrero y la asunción del ActivoBank. Este banco por internet, que a finales de 2002 el Sabadell pasó a controlar en un 100% tras comprar las acciones que tenía el Banco Comercial Portugués, podría entrar en rentabilidad este mismo año después de las pérdidas que registró en 2002, según Oliu. Para este año la entidad prevé continuar con su plan de expansión, con la apertura de unas treinta nuevas oficinas, y con su apuesta por la banca de pequeña y mediana empresas, mientras que no prevé reabrir la oficina que cerró en Buenos Aires y mantendrá sus participaciones en banca comercial en la República Dominicana y en México.

Reducción de plantilla

El Grupo Banco Sabadell destinó 44 millones de euros a prejubilaciones de personal durante 2002, ejercicio en el que contabilizó 630 ceses de personal y contrató a 480 jóvenes, con lo que el conjunto de la plantilla del grupo se redujo en 150 personas. El proceso de ajuste de personal va a seguir a lo largo de este año tras la fusión por absorción del Banco de Asturias, Bansabadell Leasing, Solbank Leasing y Bansabadell Factoring, que someterá hoy el Banco Sabadell a aprobación de la junta general.

Josep Oliu, aseguró que "hay ineficiencias en Asturias, sobre todo, pero también en Madrid y Sabadell". Ello se debe en parte a las fusiones, con lo que una parte de la plantilla requiere una reubicación, señaló. Hasta ahora el Sabadell operaba en Asturias a través de sus dos bancos Asturias y Herrero, pero el primero de ellos va a desaparecer como marca cuando se culmine su fusión.

Oliu explicó que las prejubilaciones realizadas son más caras que si se realizasen ceses en condiciones traumáticas, pero indicó que tienen la ventaja de no generar tensión social. Por otra lado, precisó que estos ajustes de personal vía prejubilaciones permiten reducciones de costes en los ejercicios siguientes, con lo que mejoran los resultados.