Reducción Costes

Oliu dice que prepara al Sabadell para realizar nuevas adquisiciones

Cuando compramos Natwest no estábamos preparados, cuando salimos a Bolsa tampoco estábamos preparados para hacerlo, pero ahora estamos preparando la entidad para afrontar el proceso de concentración de la banca mediana en España', aseguró el presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu.

Pese a la prudencia que tradicionalmente a demostrado la entidad catalana, la reorganización interna abordada por el consejero director general Juan María Nin (en la que se ha imitado la organización de los grandes bancos españoles) y la reducción de costes han desatado el optimismo en Oliu, poco dado a los alardes. 'La compra del Banco Zaragozano significaría para nosotros un crecimiento del 20%, lo que supondría adelantar un año nuestro plan de crecimiento, lo que no estaría nada mal. Pero depende del precio, y hoy por hoy está muy lejos de lo que podemos pagar'. También recordó que 'las operaciones que salen suelen ser aquellas que no se esperan y, de ésas, haremos alguna', sentenció.

En este sentido, Oliu se refirió a la escasa liquidez que la acción del Sabadell tiene en Bolsa. 'Una forma de incrementarla sería realizando una ampliación de capital mediante una oferta pública de suscripción, pero eso perjudicaría a nuestro accionista y sólo lo haríamos si tuviéramos que comprar otro banco', argumentó.

Oliu basa su optimismo en un fuerte ajuste de costes que beneficiará a la entidad en el presente ejercicio. El Sabadell prevé ahorrar un 12% más debido principalmente a la fusión de plataformas informáticas y al ajuste de su plantilla. En 2003 el coste informático bajará un 9% y los recortes de plantilla y otros gastos supondrá un ahorro adicional del 3%.

Durante 2002, el banco catalán prescindió de 630 personas de su plantilla y contrató otras 480 con menor coste salarial. Esta medida supuso una reducción de plantilla de 150 personas. El ajuste se realizó mediante bajas incentivadas y prejubilaciones que supusieron un gasto de 8 y 44 millones, respectivamente. Las prejubilaciones se realizaron contra reservas al ser autorizadas por el Banco de España.

Este año 'seguiremos ajustando nuestra plantilla donde se producen excedentes mediante prejubilaciones, que es más caro pero menos traumático', indicó Oliu. Las prejubilaciones 'las haremos de todas formas, contra reservas o contra la cuenta de resultados, dependiendo de la decisión final de la autoridad monetaria', añadió.

Las zonas más afectadas por el ajuste serán Asturias, Madrid y Sabadell, en Barcelona, que es donde se producen más excedentes una vez aprobada ayer en junta de accionistas la fusión por absorción de Banco de Asturias, Bansabadell Leasing, Solbank Leasing y Bansabadell Factoring. En el caso de Madrid, los excedentes se producirán debido a que se ha decidido eliminar la marca Herrero y dejar únicamente la de Sabadell. El Herrero sólo operará en Asturias, Cantabria y Castilla León, donde la marca Sabadell no estará presente. En cuanto a Solbank, la marca operará en Alicante, Málaga, Canarias y Baleares. 'Actualmente, la red está formada por 60 oficinas y en dos años esperamos contar con 80, que es el objetivo que nos marcamos', añadió Oliu.

En cuanto a aperturas, el Sabadell prevé abrir 30. 'Una veintena ya están decididas e incluyen las de Solbank, pero, seguramente, abriremos 10 más en cataluña, que es donde antes las rentabilizamos', explicó el consejero director general Juan María Nin.

La apertura de oficinas y una mayor actividad crediticia en el segmento de pequeñas y medianas empresas tienen que permitir a la entidad catalana crecimientos de sus balance del orden del 17%. 'El año pasado la inversión creció entre un 13% y un 14% y los recursos de clientes un 7%, lo que nos permitió un crecimiento de balance del 10%. Este año hemos acelerado y la inversión está creciendo al 20%', afirmó Nin.

En cuanto a la obtención de recursos para financiar este crecimiento, el banco anunció ayer que una emisión de cédulas hipotecarias por valor de 1.500 millones de euros ha sido cubierta al 100%. Las emisiones de este tipo de deuda sobre recursos de clientes suponen un 20%.