Bolsa

Los inversores premian el plan desinversor de Arcelor

La multinacional siderúrgica continúa con su plan de deinversiones que puso en marcha en 2002 para optimizar y racionalizar su crecimiento. La última, ha sido la venta del 50% en la empresa portuguesa Lusosider Proyectos Metalúrgicos a la compañía Corus Staal, filial del grupo Corus, por 10,84 millones de euros. El cumplimiento del plan es aplaudido por los inversores que se han lanzado a comprar el valor, así al cierre las acciones de la compañía subieron un 3,3%.

Lusosider -una 'joint venture' al 50 % entre Corus y Arcelor- contaba con unos activos netos de 58,2 millones de euros a 31 de diciembre de 2001, y en el ejercicio cerrado en esa fecha registró unas pérdidas equivalentes a 300.000 euros. En 2002 empleaba a 303 personas y contaba con una producción de 213.000 toneladas de chapa galvanizada y 66.000 toneladas de hojalata. La operación acordada por Arcelor se enmarca en el proceso de desinversiones impuesto por la Comisión Europea al grupo siderúrgico cuando se constituyó en febrero de 2002, fruto de la integración de la española Aceralia, la francesa Usinor y la luxemburguesa Arbed.

Las cuentas de Arcelor en 2002 se saldaron con un beneficio de 259,64 millones de euros, de los que 12,98 millones se aplicarán a reserva legal y un millón se distribuirán en concepto de emolumentos para el consejo de administración. Como remanente se incluirán 43,32 millones. Arcelor redujo su pérdida neta en 2002 un 64,4 % en relación al ejercicio precedente, hasta 121 millones, y prevé una mejora de sus resultados en 2003 por el incremento de los precios de venta. La facturación descendió un 3,34 %, hasta 26.594 millones, mientras que su beneficio operativo ascendió a 780 millones frente a la pérdida de 200 millones de 2001.

ARCELORMITTAL 14,09 0,89%