OPA

Brufau afirma que Iberdrola no puede interferir el mercado

El presidente de Gas Natural, Antoni Brufau, afirmó ayer que Iberdrola 'no puede hacer nada que interfiera en los mercados', refiriéndose a la posibilidad de que el grupo eléctrico demande a Gas Natural por presuntos daños después de presentar la opa. Brufau dejó claro que no tenía noticia directa de las intenciones de Iberdrola, pero destacó que hay que respetar el funcionamiento legal de los plazos para el desarrollo normal de la oferta, argumentando que 'la ley de opas ampara a todos'.

'Por todo esto, añadió, me imagino que Iberdrola no piensa hacer nada durante el tiempo que dure el proceso. Si lo hacen, ellos sabrán cuál es su responsabilidad, porque Gas Natural está muy tranquila al respecto'. De esta forma, el máximo responsable del primer grupo gasístico insistió en la línea expresada el lunes pasado de dudar sobre la legalidad de una posible demanda.

Lógica industrial

Brufau remarcó una vez más que 'la operación tiene lógica industrial' y 'está en línea de lo que ya están planteando en otros países europeos, como Portugal o Francia'. Por otra parte, descartó una mejora de las condiciones económicas de la opa, a la vez que aseguró que 'hay que quitar dramatismo' a este tipo de operaciones, porque 'defienden al accionista, no protegen a los consejos de administración'.

Brufau calificó de absurdo que la patronal eléctrica Unesa haya pedido al Gobierno que vete los poderes de La Caixa, principal accionista de Gas Natural, en la nueva compañía fusionada. El presidente de la compañía gasística fue contundente cuando agregó que 'dentro de Iberdrola hay otra caja de ahorros (aludiendo a la BBK), dentro de Fenosa otra y un banco (en referencia a Caixa Galicia y al SCH) y en Hidrocantábrico hay otra caja (Cajastur)'.

Finalmente, Brufau se refirió por primera vez desde la presentación de la opa a un posible fracaso de la misma. En este hipotético caso, afirmó que 'seguiremos adelante con nuestros planes de inversión'.