Coyuntura

La confianza del consumidor de EEUU bajó a su nivel más bajo en casi 10 años

Un barómetro de la confianza del consumidor estadounidense cayó en marzo a su nivel más bajo en casi una década después de que las preocupaciones de un conflicto largo y difícil en Irak y pocas señales de que la economía se esté recuperando superaron a las esperanzas de que la guerra sería corta.

La lectura final de marzo del índice de la confianza del Consumidor, recopilado por la Universidad de Michigan, cayó por tercer mes consecutivo a 77,6, su nivel más bajo desde septiembre de 1993, desde 79,9 en febrero, según han indicado fuentes del mercado. Esta lectura fue mejor que la de mediados de marzo de 75,0 y que la de 75,3 prevista por los economistas, quizás en parte por el optimismo que generaron los primeros avances con éxito de las fuerzas lideradas por Estados Unidos en Irak.

No obstante, la erosión en la confianza ha asestado un golpe al gasto, y las ventas minoristas, las ventas de automóviles y hasta el mercado de la vivienda están mostrando señales de debilitamiento. Una caída sostenida del gasto del consumidor podría hacer que la economía recayera en una recesión.

El índice de condiciones actuales, que refleja la opinión de los consumidores sobre su situación financiera presente, cayó a una lectura final de 90,0 en marzo, desde 95,4 en febrero. Este indicador había registrado una lectura de 87,1 a mediados de mes. El índice de expectativas, que mide la actitud de los consumidores frente a los próximos 12 meses, bajó a 69,6 en marzo, desde 69,9 en febrero, pero superó la medición de 67,2 registrada a mediados de marzo.

La Universidad de Michigan elabora sus índices con base en un sondeo, a partir de entrevistas telefónicas con unos 500 estadounidenses que responden preguntas sobre sus finanzas personales y la situación de los negocios y las compras. Los datos fueros recopilados antes y después de que comenzaran las hostilidades en Irak.