Crisis en Irak

El brent se acerca a los 28 dólares en un día comprometido para la paz mundial

Quedan sólo unas horas para que venza el plazo de 48 horas otorgado por EEUU al líder iraquí, Sadam Husein, para que abandone el país con su familia, que ya rechazó ayer. En suma, para que se cumpla la amenaza de guerra.

A primera hora de la tarde, la agencia oficial rusa Itar-Tass ha informado que el viceprimer ministro de Irak, Tarek Aziz, fue asesinado cuando intentaba huir de Bagdad. Sin embargo, los funcionarios de Estados Unidos desmintieron estos rumores que afectaron los precios del petróleo en Nueva York y también circularon por los mercados financieros a medida que se acercaba el plazo de George W. Bush.

Los jefes de los inspectores de la ONU, Hans Blix y Mohamed El Baradei, que serán propuestos por el vicepresidente del Parlamento Europeo para el premio Nobel de la Paz, comparecieron hoy ante el Consejo de Seguridad, para presentar un listado de las doce tareas de desarme que quedan pendientes. Hans Blix, reconoció sentir "tristeza" por no haber podido dar las garantías necesarias de que Irak carece de armas de destrucción masiva, y de que la acción armada "parezca inminente". A esta reunión asitieron los desolados ministros de Exteriores de los cuatro países que han defendido con más contundencia la continuación de las inspecciones, Francia, Rusia, Alemania y Siria. La ministra Ana Palacio no ha considerado pertinente acudir a la cita "para escuchar un plan de acción sobre unas inspecciones que están en suspenso". Los miembros del Consejo de Seguridad coincidieron en la necesidad de ponerse a trabajar en los planes humanitarios y de reconstrucción de Irak tras la guerra, en un intento de cerrar la brecha que les mantiene divididos.

Pero los informes, tristemente, ya están de más, porque ha empezado la cuenta atrás. Para llevar adelante su ofensiva, EEUU contará con las armas más poderosas de la tierra, de una altísima tecnología y con una gran variedad de métodos para provocar el aniquilamiento del enemigo. Cuando estalle la nueva Guerra del Golfo, Washington probablemente desplegará, entre otras, la bomba T, que crea una pared de fuego, la secreta bomba E que funde los circuitos eléctricos, la denominada "segadora de margaritas" y las antibúnker. Del otro lado, el Ejército iraquí, antaño el cuarto más poderoso del mundo, se ha reducido en los últimos años a la mitad. Se mantiene la gran incertidumbre en torno a las reservas de armas químicas y biológicas de que dispone y su eventual uso por parte de Sadam.

El barril se abarata

El precio del petróleo se desplomó ayer ante la realidad de una contienda inminente a niveles desconocidos en 16 meses. Hoy los precios del petróleo bajaron en el mercado de Londres. Así, el crudo Brent para entrega en el mes de abril bajó 0,25 dólares y se cotizaba a 27,50 dólares. El comisario europeo de Asuntos Monetarios, Pedro Solbes, ha asegurado que los precios subirán por el conflicto, pero que tenderán a remitir. "El escenario más probable es un incremento en los precios del petróleo", dijo.

La OPEP se ocupará de que los suministros prosigan aunque haya guerra y se produzca un boicot, afirmó el ministro saudí del Petróleo, Ali al-Naimi, en una entrevista que publicará mañana el semanario alemán Stern según informa Reuters. El crudo del cartel ha recuperado, por primera vez desde mediados de diciembre, la banda de precios que defienden sus once países productores, al caer ayer más de 2 dólares y venderse el barril a 27,69 dólares. El precio medio del crudo del cártel volvió a la "banda ideal", una horquilla de fluctuación entre 22 y 28 dólares.

Posible espionaje

Por otra partre, los servicios de seguridad del Consejo de la UE han detectado escuchas en el sistema telefónico central del edificio donde se reúnen habitualmente los ministros y los jefes de Gobierno de la Unión Europea. Las delegaciones de España y de otros cinco países (Reino Unido, Francia, Italia, Alemania, Italia y Austria) fueron espiadas antes del 28 del febrero en la sede del Consejo, según informaron fuentes diplomáticas, quienes no dieron más información sobre el tiempo en el que estuvieron 'pinchados' los teléfonos antes de esa fecha.