Audiencia Nacional

Nueve ex consejeros de Telefónica avalan la versión de Villalonga sobre la compra de Endemol

"Un año de boom tecnológico", el de 2000, en el que los negocios vinculados a las nuevas tecnologías eran muy atractivos valorados y las empresas se mostraban dispuestas a pagar lo que fuera por repartirse el pastel. Ayer, el ex presidente de Telefónica, Juan Villalonga, declaró ante el juez Baltasar Garzón que la compra de Endemol en agosto de ese año no supuso el pago de un sobreprecio por parte de la operadora, razón por la cual está siendo investigado, sino que los millones desembolsados se adecuaron al boom, al que hoy aluden los ex consejeros.

El ex consejero de Telefónica Gaspar Ariño explicó antes de entrar a declarar que ese mismo año fue el de las subastas multimillonarias de licencias de UMTS en Europa y en que la capitalización bursátil de Terra superó a la de Repsol. Conforme a la información que proporcionó Villalonga ayer, todos los testigos coincidieron en que ya en el Consejo de Administración del 23 de febrero del 2000 se les informó de las negociaciones que mantenía la dirección para hacerse con la productora holandesa. En dicho consejo se acordó dar vía libre a Villalonga para que continuara con las negociaciones, siempre que el precio de la compra se encontrara entre los 145 y 165 euros por título, como así fue, puesto que se ofrecieron 158 euros por acción.

También se acordó en esa reunión incluir en el orden del día de la siguiente Junta de Accionistas, que tuvo lugar el 7 de abril del 2000, la aprobación de la ampliación de capital de 215 millones de títulos necesaria para llevar a cabo la opa de acciones de Endemol.

TELEFÓNICA 4,28 -0,12%

Desfile de testigos

Entre quienes han comparecido hoy, uno de los que más tiempo permaneció ante el juez fue el ex vicesecretario del Consejo Diego Lozano, ya que el resto de los consejeros testificaron en menos de media hora cada uno, con lo que las comparecencias, previstas para todo el día, habían concluido a última hora de la mañana. También acudieron hoy como testigos Alberto Cortina, Maximino Carpio, Antonio Massanell, Martín Velasco, Antonio Viana-Baptista y el actual presidente de Portugal Telecom, Miguel Horta e Costa.

Todos ellos se negaron a hacer declaraciones a la prensa después de testificar.

Mañana están llamados a declarar el actual presidente de Telefónica, César Alierta -que en principio estaba previsto para hoy- y los ex consejeros Pedro Ballvé, Ignacio Larracoechea, José Maldonado, Carlos Vilarubí, Luis Martín de Bustamante e Isidro Fainé.