Fraude contable

Un informe interno de Worldcom refleja que su ex presidente conocía el escándalo

Un informe interno del grupo de telecomunicaciones Worldcom, actualmente declarado en quiebra, demuestra que su antiguo presidente, Bernie Ebbers, estaba al corriente de las malversaciones contables, que ascendieron a más de 9.000 millones de dólares, según publica hoy Wall Street Journal. El juez de instrucción del caso ha reclamado a la nueva dirección del grupo que no publique el documento, ya que podría perjudicar la investigación, según el diario. La compañía estadounidense se encuentra desde el año pasado bajo la protección de la ley de quiebras.

Según este informe, realizado por el gabinete de abogados Wilmer Cutler and Pickering, el antiguo director financiero de Worldcom, Scott Sullivan envió un mensaje electrónico a Ebbers advertiéndole de una trampa contable que permitiría al grupo obtener los beneficios que preveían los analistas.

En el caso Worldcom, que supuso la quiebra más importante de la historia, fueron inculpados cinco antiguos responsables del grupo, aunque su director financiero no fue declarado culpable.