Informe

Más de un tercio de las empresas creadas en 1998 había desaparecido en 2002

De los 339.162 proyectos empresariales puestos en marcha en 1998, en el 2002 seguían funcionando 207.839, según el informe que ha presentado hoy el presidente del Consejo Superior de Cámaras, José Manuel Fernández Norniella. El documento revela que los principales obstáculos que encuentran los emprendedores para iniciar su andadura empresarial son, según la encuesta de las Cámaras, la presión fiscal, los trámites burocráticos, la búsqueda de personal adecuado y el acceso a financiación.

Cómo sobrevivir

Fernández Norniella destacó, entre los elementos determinantes en la supervivencia de las nuevas compañías, el tamaño, ya que la mayoría de empresas consolidadas contaban en su inicio con entre dos y tres socios fundadores. También tienen más posibilidades de seguir activas aquellas con un socio mayoritario único y las que tenían mujeres entre los fundadores, razón por la que Fernández Norniella consideró que es necesario impulsar la vocación emprendedora entre la población femenina. Otras causas que, según el estudio, contribuyen a la consolidación son la formación especializada en gestión de empresas y la experiencia profesional previa.

Asimismo, la motivación de los socios impulsa la pervivencia, por lo que el presidente de las Cámaras concluyó que el objetivo de salir del desempleo ya no es tan relevante para la consolidación del proyecto. El informe muestra que las empresas localizadas en núcleos de población con más de 500.000 habitantes tienen más posibilidades de seguir activas, lo que, según Fernández Norniella, debería animar a las administraciones a fomentar el espíritu empresarial y las ayudas especialmente en las zonas rurales.