Terrorismo

Batasuna alega que no se la puede ilegalizar por no condenar atentados

Batasuna presentó ayer un escrito de alegaciones finales ante el Tribunal Supremo para evitar su ilegalización. La coalición aberzale sólo admite haber vulnerado la vigente Ley de Partidos Políticos por no condenar los atentados de ETA, pero argumenta que, de acuerdo con la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, con sede en Estrasburgo, ello no es motivo de ilegalización o disolución, ya que no supone un apoyo o invitación expresa al terrorismo.

Batasuna rechaza las pruebas presentadas por la Fiscalía General del Estado y la Abogacía del Estado para lograr su ilegalización. Además, el letrado de la coalición solicita al Supremo que, antes de dictar sentencia, eleve al Tribunal Constitucional una cuestión de inconstitucionalidad contra la Ley de Partidos Políticos.

El partido demandado indica que numerosos hechos esgrimidos por la Fiscalía General y la Abogacía del Estado 'han quedado huérfanos de prueba', en especial los sustentados en informaciones de prensa, en boletines internos de ETA o en referencias documentales contenidas en resoluciones del juez Baltasar Garzón. Además, indica que otros hechos se han revelado directamente como erróneos o falsos, como la relación de personas ligadas a Batasuna que han sido condenadas por terrorismo.

El ministro Ángel Acebes, descalificó las alegaciones de Batasuna y subrayó que las pruebas de su relación con ETA son evidentes. No condenar atentados, dijo, es de una 'enorme gravedad'.