Madrid

El Ibex, el mejor índice europeo en el año al perder sólo el 0,62%

El Ibex ha salvado el febrero en las dos últimas sesiones con una subida del 0,87% Ayer, además, arañó los 6.000 puntos al cerrar la sesión en 5.999,40 después de ganar un 1,9%. Ha sido uno de los pocos índices europeos que ha concluido el mes al alza. El Mib-30 y y el Footsie han superado el balance con ganancias del 2,28% y 2,47%, respectivamente. Pero el Dax y el Cac, sin embargo, han retrocedido más de un 6%.

La última semana del mes concluye igual que la primera; es decir, a la baja. La Bolsa española ha perdido un 0,72% en las cinco últimas sesiones, periodo en el que adquirieron especial relevancia los resultados empresariales al cierre del ejercicio pasado.

El Ibex continúa siendo el índice con mejor evolución en términos anuales. Cae un 0,62%, pero las pérdidas superan con creces el 7% en el resto de los mercados.

La mejora de las Bolsas en las dos últimas sesiones coincide con el anuncio de Sadam de que destruirá los misiles Al Samoud y la rebaja de la alerta terrorista en Estados Unidos. El mercado lo ha interpretado como cierta distensión de la tensión geopolítica internacional.

Los indicadores económicos publicados ayer en Estados Unidos contribuyeron a esta relativa mejora del sentimiento. La revisión al alza del PIB, que creció a una tasa anualizada del 1,4% frente al 0,7% estimado inicialmente, hizo que los mercados consolidaran las ganancias del jueves. La confianza de los consumidores, por su parte, se debilitó menos de lo previsto en un principio. El índice de la Universidad de Michigan bajó en febrero al mínimo de septiembre de 1993.

Pero los problemas se acumulan para los mercados: amenaza de guerra en Irak, debilidad económica, miedo a nuevos escándalos contables después de que Ahold reconociese irregularidades en su resultados y recortes de dividendos en empresas han sido algunos de ellos.

El nerviosismo se ha reflejado no sólo en las caídas de los índices europeos, sino también en las bajas cifras de actividad. Durante febrero, los volúmenes de negocio se han mantenido por debajo de los 1.000 millones en un tercio de las sesiones. El reducido negocio ha provocado, igualmente, un incremento notable en los niveles de volatilidad en los principales mercados europeos.

El sector financiero ha acaparado gran parte de la atención de los inversores en el mes y ha sido objeto de una enorme especulación. Las dudas sobre las perspectivas de beneficio de la banca, especialmente la alemana, junto al nerviosismo sobre la solvencia de las aseguradoras, muy debilitadas por su elevada exposición en los mercados de valores, han presionado a estas compañías.

Muestra de la volatilidad es que el índice Stoxx de seguros registró subidas o bajadas superiores al 3% en la mitad de las sesiones de febrero. Finalmente, este índice cedió el 5,6% en el mes.

La próxima semana será clave. Hoy el inspector jefe de la ONU, Hans Blix, añadirá más datos sobre Irak. El jueves, además, se reúne el BCE y la mayoría apuesta por un recorte de los tipos de interés.