Ahorro

Inverco simplifica el traspaso entre fondos de inversión

La exención fiscal para el traspaso del ahorro entre fondos de inversión ha insuflado nuevos bríos al sector de la inversión colectiva, pero ha traído consigo no pocos problemas derivados de la ejecución práctica de dichos traspasos. Para solucionarlo, Inverco, la patronal del sector, ha elaborado un protocolo para simplificar el proceso y permitir que el partícipe pueda traspasar sus ahorros solamente con solicitárselo a la gestora a la que quiera cambiarse.

La Ley de Reforma del IRPF, en vigor desde el 1 de enero, suprimió el peaje fiscal para las plusvalías obtenidas por los fondos de inversión cuando el partícipe traslada su ahorro de un fondo a otro. La normativa especifica que el partícipe, a la hora de pedir el traspaso entre fondos de distintas gestoras, debe hacer la petición a ambas entidades, la de destino (gestora del fondo en que se quiere invertir) y la de origen (gestora del producto del que se quiere salir).

La ambigüedad en la redacción de la norma, sin embargo, ha provocado que algunas gestoras obliguen a sus clientes a personarse físicamente en sus oficinas para solicitar el traspaso de su dinero a otra gestora, lo que facilita conversaciones cara a cara con el partícipe para convencerle de que no se cambie de fondo.

Según el protocolo de Inverco, el partícipe tan sólo tendrá que comparecer ante la gestora o comercializadora del fondo de destino para iniciar el procedimiento de traspaso. 'En aras de simplificar el procedimiento para el partícipe, el protocolo deja muy claro que la responsabilidad a la hora de solicitar el movimiento debe recaer en la gestora de destino', explica Ángel Martínez-Aldama, director general de Inverco.

El protocolo deja en manos de la gestora de destino la iniciativa para solicitar el traspaso, pero también la responsabilidad a la hora de identificar al partícipe y comprobar su capacidad para ordenar el traspaso, 'exonerando de responsabilidad a la sociedad gestora o comercializadora'. El mismo procedimiento se aplica al traspaso de planes de pensiones.

Esta norma será de obligado cumplimiento para los miembros de la asociación.

Al contrario de lo que esperaba el sector, la liberalización fiscal por el cambio de fondo no ha provocado grandes movimientos de capitales, y la mayoría de los traspasos ha tenido lugar entre fondos de la misma gestora.

Se da la circunstancia, además, de que actualmente las gestoras están adaptando sus sistemas informáticos para poder realizar los traspasos de manera automática. La legislación contempla un periodo transitorio, que finaliza el 1 de abril, a lo largo del cual el intercambio de datos, como está sucediendo en muchos casos, puede hacerse manualmente, por ejemplo a través del fax.