Balance

FCC ganó 273 millones en 2002, un 13,27% más

FCC obtuvo un beneficio neto durante el ejercicio 2002 de 273 millones de euros lo que representa un incremento del 13,3% respecto al año anterior, informó la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Así, la cartera de obras y servicios de FCC registró a cierre del pasado año la cifra histórica de 15.229,2 millones de euros, un 11,5% más, de los que 3.408,9 millones de euros (el 22,3% del total) corresponde al negocio constructor. Por áreas de negocio, todas las actividades registraron tasas positivas de crecimiento, destacando las divisiones de entorno urbano (+21,8%) y construcción (+9,1%).

En concreto, el negocio tradicional de la construcción generó ingresos a FCC por 2.613,1 millones de euros, según la empresa, "al fuerte ritmo de ejecución de obras del último trimestre del año". A pesar del descenso general de la actividad exterior del grupo, el negocio constructor fuera del mercado doméstico creció un 13,1%, con lo que ya representa el 6,7 de la facturación total de la división.

FCC 8,72 0,69%

En cuanto a servicios, facturó un total de 1.605,9 millones de euros, un 1,7% más gracias, según la empresa, al "fuerte incremento de la actividad doméstica", del 10,8%. El negocio de tratamiento de residuos industriales aumentó los ingresos un 29,6%, mientras que los de agua lo hicieron en un 10,1% y los de medio ambiente en un 9,8%.

La facturación de servicios en el área internacional descendió un 29,8% debido, según la empresa, a la finalización el pasado mes de junio de las actividades de Puerto Rico y como consecuencia de la crisis en Latinoamérica. No obstante, FCC destacó que la cartera de contratos de servicios del grupo cerró 2002 en su máximo histórico, con 11.573,7 millones, un 11,2% más.

División cementera

Respecto a la división cementera, la cifra de negocio alcanzó los 831,4 millones de euros, un 5% más, tras cerrar el pasado año la absorción de su hasta entonces participada Cementos Portland. La sociedad de cartera Grucycsa, por su parte, redujo su resultado de explotación un 8,3% ,hasta los 10 millones de euros, a pesar de elevar un 2,5% su facturación, que sumó 218,7 millones.

Por último, la madrileña Torre Picasso proporcionó al grupo participado por Koplowitz y Vivendi Environment ingresos por alquileres por 15,9 millones de euros, un 6,7% más, gracias a que la tasa de ocupación del emblemático inmueble durante el pasado año alcanzó una media del 94,25%.