Bolsa de Nueva York

Wall Street cierra con pérdidas arrastrada por la alta cifra de inflación al por mayor

Las bolsas de Nueva York han cerrado a la baja hoy afectadas por las altas cifras de inflación de enero, que alimentan el temor de una escalada inflacionaria producto del alza del crudo. A esto se sumaron otros decepcionantes datos económicos y malas noticias de empresas, en medio del temor que aún persiste respecto a una posible guerra contra Irak.

El Dow Jones de Industriales ha caído un 1,07%, hasta los 7.914,96 puntos, tras haber perdido 40,55 puntos ayer miércoles. El indicador general del mercado tecnológico Nasdaq, en el que cambian de manos la mayor parte de las firmas de tecnologías, ordenadores e Internet, perdió 3,09 puntos, un 0,23%, hasta los 1.331,23 puntos, después de bajar ayer 12,22 puntos.

La fuerte subida de los precios al por mayor, la mayor en 13 años, asusta a los inversores, que temen que el aumento del valor del crudo ya esté comenzando a afectar severamente a la economía estadounidense. Incluso al descontar los precios de los combustibles y de los alimentos, de alta volatilidad, los precios a los productores subieron un 0,9%, contra las expectativas de los analistas de una alza del 0,1%.

Con estos datos, los analistas explican que lo lógico es esperar un fuerte aumento de los precios a los consumidores, lo que podría desincentivar el consumo, que ha sido el principal motor de la actividad económica estadounidense en los últimos meses desde la leve recesión de 2001. Junto con el aumento de los precios al por mayor, hoy se informó de que las peticiones de beneficios de desempleo solicitadas por primera vez la semana pasada fueron de 402.000, contra las 377.000 de la semana anterior y las expectativas de los analistas de 385.000.

Para los expertos cualquier cifra por sobre las 400.000 solicitudes indica una tendencia de contracción en la actividad económica. Finalmente, hoy se informó de que el déficit comercial de los EEUU en diciembre se elevó a los 44.200 millones de dólares, mucho más de lo esperado por los analistas. Un déficit comercial mayor al esperado hace pensar a los analistas que el cálculo de la actividad económica en el cuarto trimestre de 2002 podría ser ajustado a la baja.