Petróleo

El Brent respira tras la comparecencia de Powell contra Irak

En una jornada de relativa clarificación del conflicto entre EEUU e Irak, los contratos para entrega en marzo del petróleo Brent regresan en Londres a una cotización más moderada que hoy por la mañana o ayer, a 30,85 dólares. En Nueva York, los futuros de crudo también dejan atrás los 34 dólares, hasta marcar 33,78. Las alzas previas a la reunión de Powell con el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas no fueron sino el síntoma inequívoco de la sensación de los operadores de que la guerra está cada día más próxima, así como de que la huelga general de Venezuela aún no está solucionada.

Material gráfico y sonoro

Los mercados escucharon, ávidos, las explicaciones de Powell, que comenzó su discurso reiterando que Irak no ha hecho esfuerzos suficientes para desarmarse y "oculta pruebas a los inspectores", argumento que acompañó la presentación de una conversación telefónica entre dos oficiales iraquíes, diciéndose: "Lo hemos evacuado todo. No nos hemos dejado nada". Según Powell, Sadam Husein puso en conocimiento ya en noviembre a los científicos de las consecuencias que tendría para ellos y sus familias colaborar con los inspectores de la ONU. Asimismo, el secretario de Estado presentó fotografías de instalaciones armamentísticas y acusó a Bagdad de conservar "varias docenas de variantes de los misiles balísticos tipo Scud", de alcance superior al permitido. Mostrado ántrax, alegó que el régimen de Sadam tiene en su poder "toneladas" de la letal sustancia.

Al Qaeda y Bagdad

Con esa última referencia clara al trauma que dejaron los atentados del 11-S en 2001 y los puntos enunciados, el alto funcionario intentó desmostrar algo que califica de "irrefutable: [que Irak] No ha cumplido la resolución de la ONU". "Husein tiene armas químicas, las ha usado y no tendrá reparo en utilizarlas de nuevo cuando quiera". Para establecer el vínculo con las redes del terrorismo islámico internacional, Powell advirtió de que miembros de Al Qaeda, responsable de los ataques contra las Torres Gemelas, han recibido entrenamiento militar en territorio iraquí. "Estas son mentiras y engaños orientadas a crear un pretexto para la agresión militar contra Iraq", replicó el jefe de la comisión de Relaciones Árabes y Exteriores, Salem al-Kubaisi, según informó Reuters.

Consejo de Seguridad

La reacción de los miembros del Consejo a esta comparecencia, en especial de los otros cuatro con derecho a veto (Rusia, China, Francia y Reino Unido), fue ni más ni menos que de apoyo a una continuación de las inspecciones. Salvo Londres, que por la mañana hizo oficial su respaldo a EEUU sobre el escudo antimisiles y al uso por parte de Washington de una base con control por radar al norte de Inglaterra. Por la tarde, nuevo espaldarazo: "Las pruebas aportadas hoy son suficientes para demostrar que Irak no ha cumplido la resolución 1.441".

En España, el presidente del Gobierno, José María Aznar, compareció en el Congreso de los Diputados para explicar la postura del país en el conflicto. Media hora antes que Powell pero en perfecta sintonía con Washington, Aznar vinculó la existencia de armas de destrucción masiva con el terrorismo internacional, lo que "no es ciencia ficción ni fantasía", ya que "desde el 11-S, el terrorismo es global".