_
_
_
_
Adquisición

Repsol YPF triplica su producción de hidrocarburos en Trinidad y Tobago

Repsol YPF ha ejercido el derecho preferente de compra sobre el 20% de la compañía BP Trinidad y Tobago, titular de activos de producción de hidrocarburos en esa nación caribeña. Con esta operación, la empresa hispanoargentina pasa a controlar el 30% de la citada sociedad y triplica en ese país su producción, la mayor parte de gas, hasta 105.000 barriles equivalentes de petróleo desde los 28.000 barriles.

Trinidad y Tobago ha pasado a representar el 10% de la producción total de hidrocarburos de Repsol YPF en el mundo, cuya media neta a lo largo de los tres últimos años se ha elevado al millón de barriles, según destacó ayer el vicepresidente ejecutivo de exploración y producción del grupo, Miguel Ángel Remón. Y su peso es más fuerte en las reservas de Repsol YPF, ya que ahora ascienden a 708,9 millones de barriles equivalentes de petróleo frente a los 5.606 millones totales.

Y aunque oficialmente no se dan cifras sobre el importe de la operación, fuentes del mercado señalan que el valor de la sociedad que ha realizado la transacción se acerca los 1.000 millones de dólares.

Remón destacó la estabilidad política y la privilegiada situación geográfica de Trinidad y Tobago que posibilita el suministro de gas a precios competitivos a varios mercados, desde Estados Unidos a Brasil y a Europa. No obstante, el hidrocarburo de esas islas caribeñas sólo llega en pequeñas cantidades a España por la mayor proximidad de los citados importantes centros de consumo. Así, el que se suministrará a Bahía Bizkaia, en la que Repsol y BP tienen todavía el 50%, provendrá de otros países a través de acuerdos de intercambio, pero con las condiciones económicas del gas de Trinidad. Al cubrir las necesidades españolas de gas con otros orígenes, subrayó Remón, se consigue ahorro en el transporte.

Y adicionalmente triplicar su posición en esas reservas permite a Repsol YPF diversificar sus fuentes de suministro de gas; Trinidad y Tobago se ha convertido en el segundo país más importante en gas para la compañía que preside Alfonso Cortina, sólo detrás de Argentina y delante de Bolivia y Argelia. Las reservas probadas de hidrocarburos de Trinidad y Tobago se elevan a 5.000 millones de barriles equivalentes de petróleo.

Las negociaciones para tomar posiciones en ese país culminaron con un pacto con Amoco (empresa posteriormente adquirida por BP) en 1998. Repsol, además de su participación en las reservas, está presente en las infraestructuras, ya operativas y que se construyen, para convertir en líquido el gas, proceso que posibilita su transporte en barco. Y cuenta con una participación del 25% en dos de los tres trenes de licuefacción.

Esta operación también refuerza su actividad en la zona del Atlántico en la cadena integrada de gas, que se cierra con la comercialización de gas natural licuado (GNL). Remón subrayó que ese objetivo ha formado parte de la estrategia de la petrolera desde hace años, y la ejerce asimismo en el Mediterráneo y en el área del Pacífico.

Bolivia

En esa zona aumentará posiciones cuando el gas de Bolivia tenga salida a través de un puerto de un país vecino, ya sea Chile o Perú.

El hidrocarburo será transportado por barco hasta la baja California (México) para subir posteriormente al mercado estadounidense. Miguel Ángel Remón indicó que la elección de puerto, el tema más importante pendiente para ir cerrando este macroproyecto, se solventará este año.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_