Crisis argentina

Buenos Aires admite que la §dolarización§ de los depósitos puede poner en jaque su economía

El jefe del gabinete de ministros, Alfredo Atanasof, ha asegurado hoy que el Gobierno "es respetuoso" con las decisiones del Tribunal Supremo que, según fuentes judiciales, fallará a favor de un ahorrador que exige la devolución de un depósito en dólares en esa moneda o con un tipo de cambio actualizado. En un plazo de dos semanas, el alto tribunal fallará, según las informaciones publicadas estos últimos días, a favor de la anulación de la 'pesificación' de los depósitos que instauró Buenos Aires en enero de este año. Actualmente, el precio del dólar se mantiene estable y la economía muestra signos de recuperarse de la recesión que arrastra desde mediados de 1998.

Los depósitos en dólares están retenidos por las restricciones del "corralito" financiero, al igual que los efectuados en pesos, tras ser convertidos a la moneda nacional con un tipo de cambio de 1,4 pesos por dólar, en enero pasado. Pero los créditos en dólares fueron convertidos a pesos bajo la antigua política de convertibilidad de "uno a uno", que rigió en el país durante casi once años hasta que en enero pasado se devaluó la moneda nacional.

Eduardo Duhalde ha dicho hoy que lo que más preocupa al Gobierno es "qué va a pasar" con quienes tenían deudas en dólares, que "son muchos más" que los ahorradores perjudicados por las normas financieras vigentes. En este sentido, señaló que si la Corte Suprema anula la conversión a pesos de los depósitos en dólares debería aplicarse una medida equivalente a los deudores en la moneda estadounidense.

Lavagna llega hoy a Madrid

El ministro argentino de Economía, Roberto Lavagna, llegará a última hora de hoy a Madrid, donde mañana se reunirá con los representantes de las principales empresas españolas con presencia en la país austral, así como con el vicepresidente segundo y ministro de Economía, Rodrigo Rato. Con esta visita, que forma parte de la gira europea, busca el apoyo de las autoridades económicas y empresariales europeas para lograr el esperado acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). La agenda de su breve estancia en la capital española incluye un desayuno de trabajo privado, a las 09.30 horas, con responsables de las principales empresas españolas que tienen inversiones en Argentina.