Fed

El temor a una guerra y la bolsa minan la recuperación de EEUU, según Greenspan

El presidente de la Reserva Federal de EEUU, Alan Greenspan, ha manifestado hoy que los problemas en los mercados de valores y el temor a una guerra en Irak están frenando la recuperación de la economía estadounidense.

Greenspan compareció ante el Congreso una semana después de recortar en medio punto los tipos de interés hasta su nivel más bajo de los últimos 40 años (1,25%) y señaló que, en cualquier caso, EEUU ha demostrado una "notable capacidad de recuperación". El presidente de la Reserva Federal ha justificado el recorte en la necesidad de superar el "pequeño bache" que atraviesa la economía estadounidense, sobre cuya recuperación sigue habiendo dudas pese a que creció un 3,1% durante el tercer trimestre del año.

"A pesar de que el crecimiento económico se mantuvo relativamente bien durante el último año, varias corrientes han seguido pesando sobre la economía" de EEUU, ha manifestado. Greenspan ha citado la escasa recuperación de los gastos de capital, los escándalos financieros en grandes empresas del país, los persistentes riesgos en las bolsas y el temor a una guerra en Irak. "En los últimos meses, estas corrientes se han cobrado su peaje en la actividad (económica) y se han acumulado evidencias de que la economía está en un pequeño bache", ha subrayado.

El responsable de la política monetaria de EEUU ha constatado que los consumidores estadounidenses siguen comportándose con precaución, pero ha descartado que se pueda producir una depresión del consumo, el principal motor de la economía más poderosa del mundo. "Los hogares son más precavidos en sus compras mientras que el gasto empresarial todavía tiene que mostrar algo de vigor", ha subrayado Greenspan, quien ha considerado que datos como la caída de venta de coches no deben suscitar conclusiones precipitadas.

Sobre los mercados financieros, ha asegurado que "los riesgos (...) se han incrementado" y no ha descartado que las caídas puedan ser mayores a medida que aumenta la incertidumbre que provoca la cercanía de una eventual acción armada de EEUU en Irak.

Disciplina presupuestaria

Asimismo, Greenspan ha aprovechado la ocasión para advertir a los legisladores de Estados Unidos que el proceso para establecer los presupuestos del gobierno debe mejorar y que deben considerar las implicaciones a largo plazo de sus acciones. "No es un proyecto que requiera esfuerzo, requiere decisiones", ha señalado.