Descalabro

Los planes de pensiones de Bolsa pierden un 26% en 12 meses

El varapalo que recibieron los mercados de valores a lo largo del mes de septiembre ha vuelto a pasar factura a los planes de pensiones privados, que acumulan ya unas pérdidas del 4,31% en los últimos 12 meses, según datos de Inverco, la patronal del sector, a 30 de septiembre de 2002.

A lo largo del pasado mes, las Bolsas sufrieron descensos de envergadura, como pone de manifiesto la caída del Ibex en ese periodo, del 15,60%, la del Euro Stoxx 50, del 18,64%, o la del estadounidense Standard & Poor's 500, del 11%. El pesimismo de los inversores ha vuelto a reducir el valor de las carteras bursátiles, de manera que los fondos que invierten en renta variable pura acumulan ya un descenso medio del 25,9% en 12 meses. Esta cifra es, si cabe, todavía peor a la de agosto, de tan sólo el 24%.

Como viene siendo habitual en los últimos meses, la renta fija se ha convertido en refugio para los partícipes de los planes de pensiones, que se han beneficiado del alza del precio de los bonos, ante la decisión de los bancos centrales de retrasar la subida de los tipos de interés oficiales. Con un 3,14% de revalorización media, los planes de pensiones de renta fija pura son los únicos que acumulan ganancias en los últimos 12 meses.

Los expertos, entre tanto, advierten de que el margen de subida que le queda a este tipo de activo cada vez es menor, y podría producirse un estallido de lo que algunos ya empiezan a conocer como la burbuja de la renta fija.

En cualquier caso, el buen comportamiento que hasta ahora han mantenido los planes que invierten en bonos ha permitido que el conjunto del sector haya recortado sus pérdidas levemente. Los datos de Inverco de este mes arrojan una caída para todo el sector del 4,31%, mientras que hace un mes esta cifra era el 4,77%.

Los mixtos caen

Las categorías mixtas de planes de pensiones no han logrado salir de pérdidas, si bien la de renta fija mixta I (hasta un 15% en Bolsa) y la de renta fija mixta II (entre el 15% y el 30%) han reducido sensiblemente sus pérdidas con respecto al mes anterior. Obviamente, gracias a la renta fija existente en sus carteras y no precisamente por la proporción que tienen en renta variable.

Ello explica que los fondos de renta variable mixta (entre el 30% y el 75% en Bolsa) hayan aumentado sus pérdidas en 12 meses, desde el 13,4% de agosto, hasta el 14,3% de septiembre. Es precisamente esta categoría la que está sufriendo mayor salida de los partícipes, que rotan sus planes hacia carteras más conservadoras.