Crisis

Los bancos acreedores amplían el crédito a Vivendi hasta los 3.000 millones

Los bancos ABN Amro, BNP-Paribas, CDC Ixis, Citigroup, Crédit Agricole Indosuez, Crédit Lyonnais, Crédit Suisse First Boston, Naxetis Banques Populaires, Royal Bank of Scotland, Société Général y Sumitomo Mitsui Banking Corporation han concesido a Vivendi un crédito de otros 2.000 millones, que se suman al de mil millones concedido en julio.

La noticia se produce ocho días antes de un Consejo de Administración crucial para el grupo, que tenía un endeudamiento de 35.000 millones al 30 de junio de 2002. En la reunión del día 25, el presidente de VU, Jean-René Fourtou, deberá trazar las grandes líneas de su estrategia industrial.

Próximos movimientos

Fourtou anunciará un aumento del capital de VU en su filial de telefonía móvil Cegetel, según el diario económico Les Echos. El pacto de accionistas que liga al grupo con Vodafone, SBC y BT concluye el próximo lunes. Paralelamente, Fourtou prevé desprenderse de forma parcial o total de algunos de los negocios del grupo, como los de edición que están valorados en unos 3.500 millones de euros, sin contar los juegos de vídeo.

La aparición de Lagardère como parte interesada en la adquisición de los negocios franceses de edición puede complicar la operación, ya que plantea problemas de competencia, añade Les Echos. El sector de juegos de vídeo de VU, añade el rotativo, saldrá a Bolsa en el mercado estadounidense Nasdaq a principios del 2003.

En cuanto a la cesión de activos no estratégicos del grupo Canal Plus, ayer se presentó al comité de empresa el proyecto de vender Canal Plus Technologies a Thomson Multimedia por entre 200 y 250 millones de euros. La salida a Bolsa del nuevo Canal Plus, prevista para la primavera de 2003, debe reportar unos ingresos de 2.000 millones de euros al grupo. Según el diario Financial Times, VU va a conservar una participación mayoritaria en los estudios de cine y la música en los Estados Unidos.

Por contra, Fourtou, que anunció el pasado agosto su intención de ceder 10.000 millones de activos en los próximos dos años con el fin de reducir la deuda del grupo, parece estar decidido a salir progresivamente de Vivendi Environnement, del que ahora posee un 40%.