En portada

Fondos europeos para negocios nuevos

Las Cámaras de Comercio han conseguido 84 millones de la UE para crear o consolidar 6.000 pequeñas y medianas empresas en los próximos seis años

Una de cada dos empresas que se crean en España desaparece antes de cumplir los cuatro años de vida. En un país de emprendedores como el nuestro crear empresas no es una tarea difícil, las estadísticas oficiales dicen que se abren 30.000 al año. La auténtica dificultad reside, sin embargo, en consolidarse, especialmente para las más pequeñas, agobiadas por un elevado número de obstáculos administrativos, financieros, fiscales y jurídicos.

Así, sólo el 49,2% de las empresas que no tenían empleados en el momento de su fundación continúa su actividad empresarial transcurridos cuatro años. Este porcentaje de supervivencia se sitúa en el 62% para las sociedades que tienen entre uno y cinco trabajadores, mientras que las mayores tasas de éxito coinciden con aquellas que tienen más de seis asalariados.

Para dar respuesta a estos problemas y con el doble objetivo de apoyar las vocaciones empresariales y consolidar los negocios ya existentes, las Cámaras de Comercio crearon en 1999 la Fundación Instituto para la Creación y Desarrollo de Empresas (Incyde), que en sus dos primeros años de funcionamiento ha contribuido a poner en marcha 3.850 nuevos negocios en todo el territorio nacional.

Desde el inicio del proyecto, la Fundación Incyde ha contado con la colaboración financiera de comunidades autónomas, ayuntamientos y diputaciones para llevar a cabo sus programas de creación y consolidación de empresas. Una labor que no ha pasado desapercibida para las autoridades de la Unión Europea y que las Cámaras podrán afrontar ahora con mayores expectativas y horizontes tras haber conseguido el apoyo financiero de Bruselas.

En total han sido más de 84 millones de euros los que las Cámaras, a través de la Fundación Incyde, han conseguido de los fondos comunitarios. De esta subvención global, 60 millones proceden del Fondo Social Europeo y otros 24 millones del Feder, para el desarrollo regional. Recursos que serán destinados, exclusivamente, a la creación y consolidación de 6.000 pequeñas y medianas empresas en los próximos seis años y al desarrollo de 40 viveros empresariales en todas las comunidades autónomas de España para facilitar a los emprendedores la apertura y la supervivencia de sus negocios, consiguiendo que con un tiempo de estancia limitado en el centro las empresas instaladas estén preparadas para actuar y competir en condiciones de mercado.

Las previsiones de Incyde, basadas en la experiencia de los programas anteriores, estiman que estas 6.000 empresas generarán 30.000 nuevos puestos de trabajo, directos e indirectos, mientras que el impacto derivado de la aportación de los recursos europeos permitirá a la fundación ampliar sus actividades formativas hasta completar labores de asesoramiento a 30.000 emprendedores y más de 400.000 horas de formación durante el próximo sexenio.

Durante el último ejercicio han sido 2.500 los emprendedores que han participado en los programas desarrollados por las Cámaras a través de Incyde y 40.000 las horas de formación impartidas.