_
_
_
_
_
Madrid

La Bolsa sube un 4,68% en una semana de grandes altibajos

La evolución de la Bolsa española, en lo que ha sido la primera semana completa de agosto, ha girado alrededor de los mismos asuntos que las anteriores. Resultados de las empresas, comportamiento de los mercados de acciones estadounidenses y situación en Latinoamérica han sido las claves.

Justo cuando el mercado nacional, en línea con el resto de los grandes del mundo, comenzaba a perder soportes importantes y a marcar mínimos del año, como sucedió el lunes, singladura en la que estuvo acompañada por la Bolsa alemana, han surgido las buenas noticias.

Primero fue la recuperación súbita de los mercados de acciones estadounidenses ese mismo lunes al calor de las proyecciones, apuesta renovada, sobre un recorte de los tipos de interés en Estados Unidos. Fue Goldman Sach el primero en lanzar la piedra al estanque de los tipos de interés en las jornadas críticas del 23 y 24 de julio. Este poderoso banco de inversión consiguió equilibrar entonces los estados de ánimo de los inversores y, lo que es más importante, evitó con su apuesta que las Bolsas de Estados Unidos se asomaran al caos.

En los primeros compases de agosto los mercados, no obstante, volvieron por sus fueros, con fuertes retrocesos. El lunes cambiaron las cosas, porque otros grandes bancos de inversión se unieron al coro, con las mismas predicciones que hizo Goldman.

Respiro en Latinoamérica

Es curiosa la coincidencia, una vez más, de los grandes bancos de inversión de Estados Unidos. La apuesta es que la Reserva Federal bajará los tipos de interés hasta el 1% desde el 1,75% actual de aquí a fin de año.

La primera gran cita es la del martes, con la reunión del Comité de Mercados Abiertos de la Fed, que decide sobre política monetaria.

En cualquier caso, los analistas se muestran muy enfrentados a la hora de valorar los posibles recortes. Hay quienes consideran que los mercados caerían, porque se reconocería de modo explícito que la situación económica es peor de lo previsto y, también, porque en los 11 recortes de tipos anteriores las Bolsas, lejos de reaccionar al alza, han bajado.

Han sido las ayudas concedidas por el Fondo Monetario Internacional a Brasil las que más entusiasmo han levantado entre analistas, inversores y gestores, aunque el 80% de los 30.000 millones de la nueva línea de crédito aprobada el miércoles se concederá el año que viene y siempre que se cumplan determinados requisitos de rigor presupuestario.

Los analistas coinciden en que la Administración Bush ha taponado con rapidez el gran boquete que se había abierto en Latinoamérica con el contagio de la crisis argentina al resto de la región. Coinciden, también, en que la exposición en Brasil es mayor para los bancos y grandes empresas estadounidenses y europeas, mientras el impacto de la crisis argentina es cosa, casi en exclusiva, de los grandes bancos españoles, de Repsol y del grupo Telefónica.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_