Ley Financiera

Quintás critica que el tope de edad sólo afecte a las cajas

El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Juan Ramón Quintás, calificó ayer de 'barbaridad' que la Ley Financiera establezca un límite de 70 años para poder ejercer de consejero o presidente en las cajas de ahorros y se mostró contrario a que el Estado regule una materia como ésta, 'que nada tiene que ver con las competencias estatales'.

La limitación de la edad de los consejeros de las cajas de ahorro, incluida en una enmienda del Partido Popular a la Ley Financiera, 'no es competencia estatal' y deberían decidirla las comunidades autónomas o bien las propias entidades a través de sus propios estatutos, declaró.

En todo caso, consideró que si el Gobierno insiste en imponer tal propuesta debería hacerlo en el marco de una regulación sobre normas del buen gobierno de todas las entidades de crédito. En tal caso, ese límite de edad se aplicaría también a los presidentes y consejeros de los bancos, con lo que 'yo no sé si estarían dispuestos a hacerlo', aseguró.

Quintás, que participó en las XXIX Jornadas de Mercados Financieros, señaló que poner límites de edad le parece 'absurdo' y destacó que el principal banco español tiene como presidente a una persona que supera los 70 años, igual que algún gobernante de una comunidad autónoma.

Respecto a las cuotas participativas, Quintás abogó, sin embargo, por una legislación estatal, ya que si cada comunidad autónoma regulase esta materia, este aspecto se convertiría en un 'caos' y se desviarían del objetivo de ser un instrumento ágil para facilitar la captación de recursos.

Asimismo, insistió en la necesidad de que se precise muy claramente la legislación y se eviten suspicacias sobre la posibilidad de que con este instrumento se abra la puerta a que las cajas se conviertan en sociedades mercantiles. En todo caso, Quintás aseguró que 'no veo ninguna fuerza política activa que deje una puerta falsa abierta para que penetre esa idea'.