'Caso BBV'

Garzón condiciona el careo con Ybarra a una nueva declaración de González

Se trata, entonces, de una posibilidad que se aleja. A contramano de la reafirmación del careo que surgía del calendario fijado el miércoles por el juez, los cambio introducidos ayer parecen confirmar las especulaciones de la última semana en medios jurídicos.

Estas versiones indicaban que tanto Ybarra como González habían acercado posiciones a través de sus letrados y querían, así, evitar el trago amargo de enfrentarse en un careo. El nuevo calendario de comparecencias que el juez comunicó ayer a las partes parece haber tomado en cuenta este hecho, más allá de los problemas de agenda que tiene su juzgado la semana próxima.

Garzón decidió ayer aplazar para hoy la declaración que debía efectuar ayer el ex consejero delegado del BBVA, Pedro Luis Uriarte. Asimismo, ha trasladado para el día 20 las comparecencias fijadas en principio para el 18 del testigo ex responsable de Canal Trust Company, Íñigo Sagarduy, y del imputado ex consejero Ricardo Muguruza. Finalmente, el juez también canceló la declaración que hoy debía realizar el ex presidente del banco, Emilio Ybarra, y la trasladó para el 18 de junio.

MÁS INFORMACIÓN

Finalmente, Garzón tomará una segunda declaración a González el 21 de junio por la mañana. Si el juez considera que hay contradicciones entre lo que diga González en esa nueva comparecencia y lo manifestado por Ybarra en su declaración del 18, entonces sí someterá a ambos a un careo por la tarde. Fuentes jurídicas dijeron que esa condicionalidad es un claro indicativo de que el magistrado 'está abandonando la idea de concretar el careo, ya que hasta el momento no hay contradicciones entre González e Ybarra, por la sencilla razón de que el ex presidente del banco no ha declarado y porque, además, no hay diferencias flagrantes entre sus explicaciones ante el Banco de España y las realizadas por González ante el juez'.

De cualquier manera, la decisión de Garzón no se conocerá hasta la finalización de la segunda comparecencia de González, a pesar de las presunciones de los letrados que intervienen en el caso.

Al aplazar la comparecencia de Uriarte para hoy, el único imputado que declaró ayer fue el ex director general adjunto del departamento financiero del BBVA, Rodolfo Esteban Molinuevo, cuyo línea argumental fue idéntica a la desarrollada por su ex jefe, el director general Luis Bastida.

El ex directivo, que intervino en la mayoría de las operaciones de las cuentas secretas del banco en paraísos fiscales, dijo que todas las órdenes las recibía de Ybarra, en forma verbal, y no mencionó en ningún momento a Uriarte. A pesar de estar ya jubilado, Molinuevo dijo que había acompañado al ex secretario del consejo de administración, José María Concejo, a Estados Unidos en enero de 2001, para cancelar los fondos de pensión de Alico en favor de los 22 consejeros, ya que éste no sabía inglés.

Asimismo, dijo que conocía todas las operaciones de Amelan y que nunca puso en duda las operaciones de tesorería que le ordenó hacer Ybarra para cubrir las pérdidas en las que incurrió el BBV en su balance de 1994.

Respecto de las operaciones de compra de acciones de Argentaria a través de Bankers Trust, Molinuevo declaró que no sabía nada de las mismas. Sobre su relación con González, el ex directivo indicó que no lo había conocido hasta el día de la presentación pública del nuevo BBVA, después de la fusión BBV-Argentaria. Molinuevo no agregó nada nuevo.

Encarcelado el testigo Nelson Rodríguez

El juzgado de Puerto Rico correspondiente al magistrado Jay García Gregory confirmó ayer que Nelson Rodríguez, el testigo acusador de la supuesta trama del BBVA en Latinoamérica, ingresó ayer en prisión. ¢Rodríguez se entregó por propia voluntad para cumplir su sentencia, tras acuerdos entre su abogado y los fiscales federales¢, dijo a Efe el policía judicial Fernando Falich. El juez Gregory tiene una petición de excarcelación de los abogados de Rodríguez mientras se desarrolla la investigación de Garzón sobre el BBVA. Rodríguez, antiguo abogado del banco español, fue condenado por un tribunal estadounidense por apropiación de fondos del banco. Posteriormente, la investigación de la filial del banco en Puerto Rico comenzó por el testimonio y los documentos aportados por Rodríguez, que es testigo protegido. El juez Baltasar Garzón estuvo en marzo en Puerto Rico y habló con Rodríguez sobre un supuesto delito de blanqueo de capitales y cohecho del banco.